• Estadísticas

    • 203,499 hits
  • Categorías

  • Archivos

  • octubre 2017
    L M X J V S D
    « Abr    
     1
    2345678
    9101112131415
    16171819202122
    23242526272829
    3031  
  • Entradas recientes

  • Comentarios

    rafael arias en No al Socialismo
    rafael arias en No al Socialismo
    Alberto en No al Socialismo
    sebastian en No al Socialismo
    Roberto Rodrigo en El campo español se va a la…
  • Asociación de Auda a las Víctimas del 11-M
  • Voces Contra el Terrorismo
  • Asociación Víctimas del Terrorismo
  • Asociación Dignidad y Justicia
  • Manos Limpias
  • BlogESfera Directorio de Blogs Hispanos - Agrega tu Blog
  • Add to Technorati Favorites
  • blogarama - the blog directory
  • Login

  • Suscribir vía e-mail:

El caso Faisán

CASO FAISÁN

Es el secreto mejor guardado, lo que la policía nunca ha podido desmantelar, el aparato de financiación de la banda terrorista ETA. Para financiar este monstruo del terror la organización tiene tres vías: Los “secuestros express” directamente asumidos por el aparato militar que aplican la amenaza en grado superlativo. También se nutren de las “aportaciones voluntarias” que son las que hacen pequeños empresarios y profesionales en sintonía con la organización y el tercer mecanismo es el “impuesto revolucionario” con el que extorsionan a ciudadanos vascos y navarros amenazando sus vidas, a los que se les hace saber que si no quieren que vayan a por ellos o por los suyos que paguen. Depende directamente del máximo órgano de dirección de ETA, el aparato militar.

Una parte de ETA trabaja en el negocio de las extorsiones, ellos proponen a las empresas o empresarios contra los que se deben dirigir las acciones militares. También son los que proponen el cese de las acciones programadas después de los pagos. Una red de cómplices de ETA se encarga de la recogida del dinero y de la gestión de las misivas con las exigencias terroristas tanto en el País Vasco como en Navarra. Los liberados de la organización reparten las cartas, otros, incluyendo a los no fichados por la policía, los llamados legales se convierten en interlocutores de ETA con los extorsionados. La banda terrorista exige unas cantidades decididas de forma arbitraria.

EL ORIGEN

En Diciembre de 2003 la policía francesa intercepto en la localidad de Talé un Renault Clio con 114 cartas de extorsión. Llevaban un código alfanumérico así como el sello de la organización terrorista. Exigían el pago de cantidades a otros 114 ciudadanos. La juez Laurence Le Vert comunicó a la Audiencia Nacional que las huellas de Soledad Iparraguirre, la jefa del aparato financiero de ETA figuraban en el interior del vehículo. De esas investigaciones se desprende que esos etarras utilizan programas informáticos como el Excel o el Access para almacenar toda la información relacionada con los extorsionados, así como el seguimiento de sus amenazas y pagos. Una estructura de vías seguras que trasladaba el dinero a la dirección de ETA en Francia. Incluso llegan a extender recibos justificativos de las entregas autentificados con el sello de ETA para los que pagan la cantidad ordenada. Uno de esos fue entregado por el Batasuno Jon Salaberria a los empresarios de Azkoyen. Las cartas se remiten en euskera y van acompañadas de una copia en español. En ellas se fija la cantidad el plazo para el pago que suelo ser de entre 24 y 30 meses. Las cartas se entregan en mano por los colaboradores de ETA. Incluso se descubre que cuando los receptores no pagan reciben otra carta posterior que establece intereses de demora fijados en un 5% de lo reclamado. Trascurrido el plazo sin pago, a pesar de los recordatorios semestrales, el extorsionado para a ser objetivo militar de ETA.

EL OPERATIVO

Dos meses después del hallazgo (Febrero 2004), la Audiencia nacional ordenó a la Comisaría General de Información (Centro policial de Canillas, Madrid) que investigara al bar Faisán de Irún. Lo hicieron porque desde el desmantelamiento de la cooperativa Sokoa se disponía de indicios de que allí se realizaban pagos a ETA. El comisario general de entonces, Telesforo Rubio, encarga a la unidad central de inteligencia de la policía desplazarse a Irún e iniciar la operación para desmantelar el aparato de extorsión de Eta. La tarea se encomendó al grupo de investigación económica dirigido por el inspector jefe Carlos Germán junto a los trabajos de vigilancias y seguimientos que se asignan al AES (Área de Especial Seguimiento) dirigida por el inspector jefe Mariano Hervás. Los agentes se instalan en el Hotel Ibis y los mandos en el Hotel ETH que se convierten en la residencia del dispositivo policial que ocupó a 32 policías durante dos años. 24 horas sobre 24 horas. Los relevos policiales en Irún se establecieron cada 15 días. La comisaría general generó para ellos una tapadera, la empresa International Full Service, una firma que daba cobertura legal al operativo desplazado a la frontera con Francia. Al centrar el objetivo resultó que vigilar el bar Faisán no era fácil. La operación requirió del alquiler de una oficina en el polígono de Zaisa. Un primer piso situado a 200 metros del bar. Tenía un ángulo de privilegio sobre el acceso principal del bar Faisán. Accedían a la oficina a dos turnos por día los agentes de la investigación. Poco a poco se instalan en una rutina que tenía por objetivo desmantelar el planificado modelo de extorsión de la banda terrorista. El acceso a la oficina observatorio estaba totalmente controlado. Sólo disponían de llave los inspectores jefes Carlos Germán y Mariano Hervás. Cada turno de relevo de policías iba siempre acompañado por uno de esos dos jefes. Les abrían la puerta del observatorio y se marchaban. Así a diario durante dos años. En la oficina se instaló una cámara de tan alta precisión que incluso se podía ver la marca de las tazas de café, con ella, los agentes grababan en un disco duro de almacenado toda la actividad del bar de forma sistemática. La cámara estaba dotada de un zoom muy potente a través del cual se podían controlar los contactos del propietario del bar, Joseba Elosúa, con los porteadores del dinero que llegaban al bar Irunés para alimentar a la banda terrorista. El acceso principal y los clientes quedaban registrados en los archivos de la policía las 24 horas del día y los 365 días del año. Con estos trabajos, la policía española fue identificando los eslabones clave de la red etarra. Cualquier incidencia en el bar era comunicada a los responsables del operativo. Y para el control permanente de la puerta trasera del bar Faisán esos mismos agentes manejaron una flota de vehículos camuflados en los que dispusieron diversas cámaras de grabación integrada para controlar la otra salida del bar. Furgonetas y turismos grababan discretamente desde un aparcamiento que se encuentra detrás del bar. Desde allí grabaron durante el mismo tiempo el movimiento por la trasera del bar. La operación obligó a innumerables intervenciones telefónicas y seguimientos a uno y otro lado de la frontera que pronto dieron resultados sorprendentes.

La figura del dueño del bar, Joseba Elosúa Urbieta alias “General Bragas”, pronto se consideró como la clave del trabajo policial. Cómodamente instalado en su bar recibía la visita de los amenazados que le entregaban las cantidades de dinero reclamadas por ETA con sus cartas de extorsión. Los pinchazos telefónicos también dan sus frutos. El etarra residente en Francia, José Antonio Cau Aldanur, resulta ser la correa de transmisión entre Elosúa y el aparato militar de ETA en Francia. Cau traslada las cartas desde Francia a Elosúa, éste le entrega los depósitos acumulados en el bar para que Cau los lleve al País Vasco francés. La misión de Elosúa era el reparto eficaz de las cartas amenazadoras a los afectados, la recepción de las cantidades y su envío al aparato militar a través de José Cau alias “buruchuri”. Elosúa coordinaba la entrega de las remesas de cartas a los empresarios con una serie de colaboradores de ETA que asiduamente desfilaban por el bar irunés. Los policías descubren las no pocas medidas de seguridad que toman para sus reuniones en el Faisán los miembros de la trama de extorsión. Además de Cau frecuentan el Faisán el histórico de ETA Julen Madariaga o Jean Pierre Horacarene alias “Xampi” locutor deportivo de la cadena SER en Irún. Y todavía más sorprendente, el miembro destacado de la dirección nacional del PNV, responsable de la actividad internacional del partido de Xavier Arzalluz, Gorka Aguirre Arizmendi, que resultó tener un papel destacado en la red de extorsión. Gorka Aguirre, sobrino de José Antonio Aguirre, el primer Lehendakari vasco, conocía a Elosúa de los tiempos mozos cuando ambos militaban en el PNV clandestino. Aguirre era un colaborador habitual de la red tanto en la entrega semanal a ETA de cantidades de los empresarios vascos extorsionados como en el reparto de las misivas que reclaman el impuesto revolucionario. Esto enciende las alarmas policiales. El notición sacude planta por planta el Ministerio del Interior de José Antonio Alonso e incluso la presidencia del Gobierno. Un dirigente del PNV implicado en las extorsiones. Además, Aguirre se había significado años antes como el negociador del partido socialista vasco con Herri Batasuna. Sin duda, un traspié que perjudicaba posibles alianzas políticas. Gorka Aguirre incluso se desplazó personalmente a Francia para entregar fondos directamente al aparato político de ETA. Fue el 1 de Octubre de 2004 cuando el peneuvista recibió una llamada telefónica en la que un miembro de la dirección de ETA le reclamaba urgentemente lo que tuviera recogido sin pasar por el Faisán. Aguirre no lo dudó un instante y tomando las medidas de seguridad propias de un experto se desplazo con su viejo turismo blanco a territorio francés. La policía puso en marcho un operativo de seguimiento, nada menos que diez coches y una motocicleta de la Comisaría General de Información cubrieron el largo recorrido de Gorka hasta Salies-de-Béarn en los Pirineos Atlánticos. Cuando llevaba recorridos más de cien kilómetros desde la frontera Aguirre tomó un camino de tierra hasta un caserón. Aguirre entro con una bolsa y pasó allí media hora, luego volvió al País Vasco sin tomar ninguna medida de seguridad. Los policías instalaron cámaras para grabar durante la noche y al día siguiente a través de una ventana se descubrieron que sus ocupantes eran Mikel Antza y Soledad Iparraguirre. Respectivamente responsables del aparato político y financiación de ETA. El cerebro de ETA que en realidad se apellida Albizu y su pareja y jefa de las finanzas Anboto. La urgencia en el traslado de los fondos hizo suponer a los agenten que algún miembro del aparato militar de ETA en Francia estaba a punto de aparecer en el caserón para llevarse el ansiado dinero que tanto precisaban. Pretendían seguir al enviado por el aparato militar y jugársela para obtener un desmantelamiento a gran escala de los tres niveles operativos de ETA, el Político, el Financiero y el Militar. Pero los vientos políticos exigían otro tipo de decisión. Ese fin de semana, el 1 de Octubre de 2004, el Partido Popular celebraba su XV Congreso Nacional en Madrid. Interior sabía que los dirigentes del partido de la oposición iban a cebarse con ellos por las escasas detenciones de etarras en los meses precedentes. Se convirtió en una exigencia política poner aquel suculento plato cocinado en la mesa. La detención de Antza e Iparraguirre acaparó las portadas de los medios españoles, pero produjo gran desazón entre los efectivos del operativo policial. La policía francesa les detuvo e incauto dinero y abundante información sobre la estructura de ETA en Francia. La operación policial obligó a ETA a recomponer su estructura de financiación. Los pagos y entregas del Faisán se trasladaron a diferentes lugares, entre ellos el cementerio de Hendaya a pocos metros de la línea fronteriza. En este cementerio, a poca más de un kilómetro del Faisán, Joseba Elosúa contactaba con José Antonio Cau para intercambiar dinero por nuevas cartas de extorsión para los empresarios vascos y navarros. Entre las tumbas y tomando no pocas precauciones los fondos entraban en las venas de ETA y se preparaban nuevas aportaciones por el procedimiento de las remesas de cartas. Pero tras un tiempo de prudente suspensión Elosúa volvía a poner el recodo de su barra del Faisán al servicio de ETA.

11 de Noviembre de 2004 se vuelve a producir otra llamada telefónica entre Elosúa y Gorka Aguirre sobre la entrega de las “botellas de vino” (en el argot de los etarras por los millones recogidos mediante las cartas del impuesto revolucionario). El grado de implicación de dirigente del partido nacionalista vasco Gorka Aguirre era tal que Elosúa le utilizaba para que a través de sus contactos en la policía autonómica vasca le hiciera gestiones para conocer los nombres de los titulares de algunas matrículas de coches que estaba convencido de que le seguían. Aguirre, con veinte años a sus espaldas en la ejecutiva peuvista, no sólo era cooperador de la banda armada, sino también privilegiado informador de los terroristas. Así se lo reconoció el juez de la Audiencia Nacional Baltasar Garzón ante el que dijo que Aguirre le había confirmado que se trataba de coches oficiales los que le seguían. El cuñado de Elosúa, Carmelo Luquín, era el encargado de anotar las matrículas de los coches policiales descubiertos. Las guardaba en el ordenar de la perfumería en la que trabajaba.

1 de Febrero de 2005 se produce una llamada telefónica entre Joseba Elosúa y José Antonio Cau para quedar a comer junto al cuñado de Elosúa para intercambiar dinero e información. Pero Garzón, por motivos de carácter profesional abandonó su juzgado y se fue a New York después de pedir fondos para una Universidad norteamericana. Le sustituye Fernando Grande Marlaska. Marlaska le impuso una fianza de 30.000€ a Aguirre que luego Garzón rebajó a 12.000€ acusándole a entregar a ETA 54.000€ que provenían de extorsiones a dos empresarios navarros.

El 24 de Octubre de 2008 Garzón daría por buena la versión de Aguirre según la cual el no habría participado en las extorsiones e incluso desaconsejaba a pagar a ETA y le retiró la imputación en el caso. Cinco meses después Gorka Aguirre fallecía a los 59 años víctima de una larga enfermedad.

En Mayo otro jarro de agua fría cae sobre los investigadores de la financiación de ETA. El Presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero presenta en el Congreso de los Diputados una iniciativa para que, si se dan las condiciones oportunas, el Gobierno inicie conversaciones con ETA. La iniciativa fue secundada por todos los grupos a excepción del Partido Popular. Sin embargo, en la calle, la negociación es fuertemente contestada por la Asociación de Víctimas del Terrorismo y buena parte de la sociedad española. Sin embargo, en Irún, los policías siguen trabajando y atando cabos sobre los entornos de la financiación etarra.

El 31 de Diciembre de 2005 se siguen produciendo las llamadas telefónicas entre Gorka Aguirre y Joseba Elosúa para intercambiar información.

El 23 de Marzo de 2006 ETA anuncia el alto el fuego. El Presidente del Gobierno cree que va a conseguir la paz con ETA y pone en servicio para ese fin lo que sea necesario. A ETA le corresponde la paralización de los actos de extorsión que están en marcha. Hay que parar los procesos de cobro de los “impuestos revolucionarios”. Elosúa informa de ello a Gorka Aguirre en Abril de 2006 mediante la habitual llamada telefónica. Después de constatar el cese de envío de cartas de extorsión a empresarios, el PNV ante el éxito político que ellos estiman de que ETA haya decretado el alto el fuego pide una reunión de Josu Jon Imaz con Zapatero en Moncloa. En ella el PNV propone se apoyar oficialmente el proceso de paz. Para Zapatero, ese fue un importante balón de oxígeno a su política de negociación con ETA. El encuentro del secretario general del PNV con el Presidente del Gobierno se establece para el 4 de Mayo de 2006. En ese momento, el peneuvista Gorka Aguirre, todavía tenía en su poder nueve “botellas de vino (a 6.000€ por botella), o sea, 54.000€ del dinero manchado por la extorsión de los terroristas. Eso le llevó a un encuentro de celebración con Elosúa para entregárselos. La cita tuvo lugar el 3 de Mayo de 2006 en una sidrería llamada Eguiluze Mendikaa, en el monte a las afueras de Oyarzun (Guipúzcoa)y a la cita acude también el etarra Ramón Sagarzazu, otro terminal de la red de extorsiones. El conocimiento del pago llevó a que el inspector del jefe Carlos Germán acompañado del Comisario Cornejo (jefe de la unidad central de inteligencia) acudieran al despacho del juez Grande Marlaska. Este ordenó que si el dinero pasara por el Faisán y José Antonio Cau iba a recogerlo como de costumbre le detuvieran simulando un control de documentación. Al salir de la Audiencia Nacional, Cornejo declaro en el sumario del caso Faisán que Germán fue reticente a la realización de este servicio y que argumentaba riesgos políticos para la operación dada la situación de tregua con ETA así como la implicación de un miembro destacado del PNV, Gorka Aguirre. Germán le dijo a Grande Marlaska que era un asunto muy gordo. Al salir le dijo a Cornejo que no iba a ser autorizado para el referido servicio y que por las implicaciones políticas iban a ser crucificados. Con la orden de detención en una mano Carlos Germán informó a sus superiores de lo decretado por Grande Marlaska. Telesforo Rubio, Comisario General de información, afirma en los autos que el mismo informó a Víctor García Hidalgo (Director General de la policía)y a Antonio Camacho (Secretario de Estado de Seguridad y número dos del ministerio). A su vez, García Hidalgo también informó a Camacho de la inminente operación policial.

El 3 de Mayo de 2006, día anterior al chivatazo, el jefe del operativo Carlos Germán ordena que los policías abandonen la oficina donde está la cámara de vigilancia antes de tiempo. Todos temían que la operación estropease el prometido apoyo del PNV a Zapatero que Josu Jon Imaz debía comprometer en Moncloa al día siguiente. En relación a las llamadas que figuran en la Audiencia Nacional, Telesforo Rubio habla 11 minutos con García hidalgo, el Director General del cuerpo, para informarle del operativo. Luego el Director General llama al Jefe Superior del País Vasco Enrique Pamiés. Ante el juez afirma que no recuerda el motivo. Era las 22:14 de la noche previa al “chivatazo”. 30 minutos después, Pamiés llama al Director General García Hidalgo y una hora después a las 23:30 de nuevo le telefonea.

EL CHIVATAZO

El 4 de Mayo de 2006 a las 00:06 Enrique Pamiés llama al inspector José María Ballesteros para que vaya a Behobia (Guipúzcoa) a las 10 de la mañana a la calle Gaztazúa nº 16 que es el domicilio de Joseba Elosúa. A las 9 de la mañana dos agentes de la brigada de información de San Sebastián, Suso y Unái, tenían encomendado el cierre de la carretera para detener al correo de ETA reciben la orden directa del inspector Antonio de retirarse y volverse para comisaria.  Baltasar Garzón no consideró necesario tomar declaración a estos dos agentes como sugería Dignidad y Justicia, parte acusadora en el caso. En mitad de esta urdimbre de llamadas policiales los rastreos del juzgado detectaron un extraño contacto telefónico. El ex jefe de seguridad del PSOE, el ex policía Fernando Mariscal llamó desde Ferraz a las 11 de la mañana (Sede General del PSOE) al Comisario Manuel Risco que casualmente recibió su llamada en el móvil a través del repetidor de Irún poco antes del “chivatazo”. Luego estaba muy cerca del bar Faisán. Luego, en el juzgado, Mariscal dijo que se trataba de una llamada de felicitación por el cumpleaños de Risco. De la residencia policial de Betoño (Vitoria) a las 9 de la mañana, sale el inspector José María Ballesteros Pastor destinado en el grupo de islámicos de la brigada policial de Álava que sale hacía Irún en busca de Joseba Elosúa. Sigue las instrucciones del Jefe Superior de policía del País Vasco Enrique Pamiés. Llega al domicilio de Elosúa en Behobia, aparca y tras una breve espera opta por preguntar a una transeúnte que resulta ser Abelina, la esposa de Elosúa y le dice que se acaba de ir al bar Faisán. Entonces, José María Ballesteros vuelve a llamar a las 11:04 a Enrique Pamiés para informarle de que se ha ido al bar. Pamiés le ordena ir a Irún, al polígono de Zaisa y buscar el bar Faisán, entrar en el mismo y una vez dentro volver a llamarlo. Ballesteros se dirige al bar Faisán. A las 11:13 Ballesteros vuelve a llamar a Pamiés para informarle de que ya ha visto el Faisán, Pamiés le indica que entre dentro del Faisán y cuando esté dentro que lo vuelva a llamar. Ballesteros cruza para ir al bar Faisán y alguien corta la cámara de la entrada principal. Según la Audiencia Nacional a las 11:23 de la mañana hay un corte en la grabación. Luego aparece otro negro en la cinta. El “chivatazo” se produce cuando, una vez dentro del bar Faisán Ballesteros llama a Pamiés y éste le dice que le pase el teléfono a Elosúa y le advierte de que en la frontera van a detener a José Antonio Cau si la cruza, ya que la policía le está esperando. También le dice que no diga que le han llamado, claro, es un “chivatazo” policial a ETA. Ballesteros se queda en la zona a espera de más instrucciones. Repuesto del susto Elosúa sale del bar poco después y llama desde una cabina telefónica a José Antonio Cau para decirle que es urgente que no viaje a España bajo ninguna circunstancia. Luego, Elosúa sube a su Ford Focus rojo con su cuñado Carmelo Luquín al volante, también imputado en la causa, y le cuenta la conversación con el comunicante anónimo. Lo que no sabían es que la policía les había instalado un micrófono en el coche. Van camino de un aparcamiento en Bayona (Francia) para entregar las últimas “botellas de vino”. La chicharra de la policía es grabada y se convierte en la principal prueba del delito.  Si ese sistema de escuchas no hubiese funcionado jamás hubiéramos sabido que un “chivatazo” había frustrado la operación policial. Un micrófono colocado antes por la policía desvela la evidencia del “chivatazo” policial relatada por el propio Elosúa a su cuñado y colaborador de ETA Carmelo Luquín. Ya en Bayona, Elosúa y su cuñado entregan el dinero al enviado de ETA quien le recuerda viejas sospechas de que alguna vez pudo haber distraído dinero de los etarras en beneficio propio. En el aparcamiento le entrega el dinero que Gorka Aguirre le entregó el día de antes en la sidrería y le cuenta el “chivatazo” que ha recibido. Telesforo Rubio tarda cuatro días en informar al juez Grande Marlaska de lo ocurrido en Irún. El 9 de Mayo Grande Marlaska aparta a Telesforo Rubio de esta operación. ETA se hace con el dinero y la policía no pilla a nadie gracias a la intervención de algunos policías sirviendo intereses políticos que les acercaron al delito de colaboración con banda armada tal como lo describe el artículo 576 del Código Penal. En ese mismo momento se produce el encuentro político en Moncloa entre Imaz y Zapatero. El Presidente recibe el respaldo del partido nacionalista vasco a su plan de paz. ¿Alguien imagina este apoyo político con un histórico del partido nacionalista vasco detenido y trasladado a la Audiencia Nacional? Entonces, Zapatero anuncia que el mes siguiente comunicará a las fuerzas políticas el inicio del proceso de diálogo para ver el fin de la violencia con la banda ETA. A Grande Marlaska le intentan apartar del caso ofreciéndole un puesto de privilegio en Londres. El 23 de Junio, el juez Grande Marlaska ordena la detención de todos los implicados. El juez Garzón vuelve de New York el 1 de Julio de 2006. Tras 16 meses se reincorpora a su juzgado y decide retirar de la investigación a la Guardia Civil para devolvérsela a la policía nacional. De esta forma la instrucción del caso se ha quedado coja ya que harían falta 14 tomos más para terminarla y realmente llegar a cúpula del “chivatazo”. Consta en el sumario que el 19 de Julio Enrique Pamiés llama a Carlos Germán para saber si Elosúa había reconocido en el juzgado al policía que le puso el teléfono. El 5 de Septiembre, Víctor García Hidalgo, Pamiés y Ballesteros activan sendos teléfonos prepago para hablar entre ellos y evitar grabaciones.

El 12 de Septiembre Telesforo Rubio fue ascendido a Subdirector General de la policía. El 26 de Diciembre de 2006 se produce la última reunión con ETA de un enviado del Gobierno. José Manuel Gómez Benítez quien atribuye a signo de buena fe del Gobierno el haber evitado la detención de los del Faisán según publicó la propia ETA en uno de sus boletines que desveló las conversaciones de Oslo. En Marzo de 2007, Garzón deja libre a Elosúa que fue detenido en Santa Pola (Alicante) un mes después del “chivatazo”. En total pasó nueve meses en prisión. Su libertad le llega porque padece un tumor prostático, sin embargo, hoy día fuma puros en la barra de su bar. En Septiembre de 2008, Interior concede la medalla policial al mérito con distintivo blanco al inspector ballesteros. Poco después, Interior le entrega la misma condecoración al Fiscal del caso Carlos Bautista Samaniego. Unos días después y sin que haya aparecido la grabación policial del bar Faisán, el Fiscal Carlos Bautista pide el archivo de la causa por falta de indicios ignorando completamente la existencia de las cintas policiales. La Gaceta le jugó un pulso al juez instructor Baltasar Garzón para que aflorase la cinta recordándole públicamente la existencia de documentos expedidos por su juzgado que acusaba el recibo de la entrega de las mismas a la autoridad judicial. Las cintas vieron la luz, pero tenían dos sospechosos cortes que coinciden con la entrada y salida del policía que dio el “chivatazo”. El Ministerio del Interior se encargó de repartir premios para casi todos los policías que tuvieron implicación en el caso Faisán. El Comisario General de información, Telesforo Rubio, ascendió cuatro meses después del “chivatazo” a Subdirector General de la policía y se le concede la cruz al mérito policial con distintivo blanco. Más tarde fue destinado a la embajada de Moscú con un sueldo de lujo. Luego se le ascendió a Comisario Principal, la máxima categoría en el cuerpo en Mayo de 2009. Carlos Germán fue premiado con una jefatura de sección en asuntos internos y después fue ascendido a la categoría de Comisario. En la misma orden de Junio de 2010, Mariano Hervás también fue ascendido a Comisario. Otros, como el ex Director de la policía Víctor García Hidalgo volvió al PSE de Álava. Además, le convirtieron en consejero de Caja Vital representando a su partido.

MEDALLAS Y CONDECORACIONES

El ministro del Interior Alfredo Pérez Rubalcaba a pagado el favor a esos policías que le ayudaron a no descarrilar la clave política del caso Faisán. Los que abortaron la operación policial y pusieron en suerte al PNV para José Luis Rodríguez Zapatero. Hasta nueve policías ha mejorado su vida gracias a haber sido solícitos a lo que les pedía el ministerio de Alonso, que es el que había en ese cargo cuando se produjo el “chivatazo”. ¿Cómo son esos premios? Esto es verdaderamente escandaloso. El proceso de medallas y condecoraciones siempre ha estado un tanto adulterado, pero lo que llama mucho la atención es que el que era Comisario General de información, Telesforo Rubio, que era el máximo responsable de la lucha antiterrorista, que el juez Grande Marlaska le aparta de la investigación a través de un auto judicial unos meses después pasa de ser Comisario General de información a Subdirector General de la policía, una persona que le han apartado de una investigación como la del “chivatazo”. A Telesforo Rubio se le concede la cruz al mérito policial con distintivo rojo en el año 2008 y el año 2009 asciende a Comisario Principal de la policía, pero por si fuera poco durante todo este tramo se le manda agregado al cuerpo diplomático a la embajada de España en Moscú ganando más de 12.000€. José María Ballestero que es el policía que pasa el teléfono a Joseba Elosúa para darle el “chivatazo” cruza el mérito policial con distintivo blanco. Para aclaración, la medalla con distintivo blanco es incremento de puntos para promoción interna, la de distintivo rojo lleva el 10% del sueldo de por vida, incluida la jubilación. Un inspector que se llama Ignacio Díez González, que era el jefe segundo del área especial de seguimiento le concede la medalla blanca. El Fiscal de la Audiencia Nacional Carlos Bautista Samaniego se le concede la medalla blanca del Ministerio de Interior y unos meses después solicita en la Audiencia Nacional el archivo de todas las actuaciones. Qué raro suena que a un Fiscal le concedan una medalla, muy raro.

Todos los premios concedidos vienen a confirmar la responsabilidad no sólo política sino también presuntamente penal de la cúpula de Interior. Está muy claro ¿Porqué se les premia con esos ascensos a unos miembros que han cometido unos presuntos delitos? Y los premian aquellos que han impartido, que han inducido a realizar esa actuación. O sea, es que es clarísima la implicación. El mismo sentido común te dice ¿Quién les premia? Pues aquellos que han inducido a realizar esa operación.

Anuncios

15 comentarios

  1. Que mala follada teneis, porque no contais la verdad, que malos reporteros joder, los del gobierno son malos, pero como para fiaros de vosotros, menos mal que conozco la historia y se de lo que hablas, sino me convencies.
    dejar de mentir………….

    • Cuando una persona le dice a otra que miente, lo mínimo que debe hacer es dar su versión si es cierto que conoce la historia y conoce el tema. Hay personas que le ponen las pruebas delante de los ojos y no las ve. Es tu caso, ya que esta “historia” está sacada de las pruebas que han salido a la luz del sumario del caso Faisán.
      Hay que tener más criterio cuando se culpa de algo a alguien.
      Un saludo

      • TE SIGO LLAMANDO MENTIROSO, NO HAY PRUEBAS DE TEMAS QUE HABEIS HABLADO.
        FLACO FAVOR HABEIS HECHO HA ESPAÑA, ECHANDO MIERDA A HUMANOS INOCENTES QUE HABEIS METIDO EN EL AJO.

  2. Bueno, como tu quieras, pero yo te sigo diciendo que el que no aporta ni una sola prueba eres tu. Y todo lo contrario, se le hace un gran favor a este gran país, ya que el gobierno que tenemos a colaborado con banda armada y eso es traición a la patria, a parte que está penado en el Código Penal.
    Y ya que hablas de “humanos” ¿para ti es de ser muy humano cuando algunos policía y políticos del gobierno han sido complices de una banda que asesinó a 947 personas, entre ellas 190 policías? Es una perversión infame de las intituciones del Estado.
    Los que se están cargando España son el gobierno socialista con Zapatero a su cabeza y gente como tu que los apaya.
    Nada es más desconsolador para las víctimas que ver a sus opresores estrechar las manos de los demócratas, como podrás entender hablo de la negociación que ha vuelto hacer el gobierno con ETA. Una pena.

  3. Que información dices que habéis contrastado?
    Porque la mía no coincide con la vuestra.
    Donde os habéis leído o inventado que ciertos cargos policiales tienen distintivos blancos, rojos. En concepto de ser pagados por el ministro de interior por haberse callado información.
    Cargos de subjefes?
    Pero que noticia es esa?
    Donde os la habéis sacado?
    Señores lectores no crean a estos cretinos, esa información es falsa, y si mienten en eso mienten en todo, porque creer lo demás?

    Policías con currículo intachable, sin Medalla roja, sin ser Subjefes, eso si que han defendido a las victimas, abortando continuamente atentados con sus detenciones y más…

    Porque alguien que informa sabe muy bien que estas medallas policiales se publican en la orden.

    Ustedes no se preocupan de verificar esa orden, simplemente lanzan esas mentiras increíbles, de personas al servicio de España y comportamientos más que cualificados, ahora ustedes los ponen de verdugos.

    Pero quienes sois de verdad?

    Pero en que país vivimos?

    Se que alguien tendrá la verdad de este asunto, pero desde luego vosotros tampoco.

    Un saludo a los lectores

    • Y bueno, el que no puede tener ninguna credibilidad es una persona que se hace llamar “el medio anónimo” y que además no aporta pruebas para contradecir las que en realidad son verídicas, porque en realidad no hay nada que pueda contradecir la verdad.

      • Yo a César no le conozco a Napi si (no es santo de mi devoción). Yo le que te digo es que desvelando el nombre de la empresa que se utilizaba como cobertura habéis puesto en peligro a mucha gente y habéis facilitado datos personales. Eso es muy grave y serio.

      • Cuando digo que habéis puesto en peligro a mucha gente y habéis facilitado datos personales, me refiero datos que pueden caer en manos de ETA, datos personales de todos esos funcionarios que participaron en el operativo.
        De todas formas gracias por aportar información a un caso tan grave.
        Un cordial saludo.

  4. Ignacio, digo “NAPI”, no te preocupes, en el reportaje dijeron que te dieron la roja, fue un error porque en realidad te dieron la medalla blanca, un error. Pero lo bueno es saber que el día 2 de Octubre próximo te vuelven a dar otra medalla blanca.

    Donde estabas tú el día 3 y 4 de mayo de 2006….. En Almería???. Ja, ja, ja, ja…..

  5. Ah y donde estaba “Cesar” el mismo día?, también en Almería?. Ja, ja, ja, ja….. Ya sabemos que “KU” no estaba, pero vosotros?.

    • Yo a César no le conozco a Napi si (no es santo de mi devoción). Yo le que te digo es que desvelando el nombre de la empresa que se utilizaba como cobertura habéis puesto en peligro a mucha gente y habéis facilitado datos personales. Eso es muy grave.

  6. Cuando digo que habéis puesto en peligro a mucha gente y habéis facilitado datos personales, me refiero datos que pueden caer en manos de ETA, datos personales de todos esos funcionarios que participaron en el operativo.
    De todas formas gracias por aportar información a un caso tan grave.
    Un saludo.

  7. Además de avergonzarme de que nuestros policias nacionales encubran la extorsión etarra por motivos políticos, me da pena q un periodismo de investigación tan prestigioso como éste ponga faltas de ortografía

    • No te evergüences de nuestros policias nacionales, sino solamente de esos policías que no han sido capaces de denunciar las pretensiones del Gobierno y además, han colaborado y han sido capaces de avisar a los terroristas para que la policía no los detuviera por fines políticos.
      Un saludo

  8. Roberto, ni marearte por los comentarios llamándote mentiroso. Hay algo que esta probado desde la democracia, “lo que la izquierda destruye, lo arregla la derecha”.. a España se deja con superavit, y vienen los indigentes intelectuales y se lo funden todo. Asi estamos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: