España necesita un gobierno que gobierne

A pesar de la debacle del PSOE el 22-M que supuso una moción de censura, la permanencia injustificada de los socialistas en el gobierno nos sigue pasando factura. Mientras que las urnas se van llevando por delante, uno tras otro, a Ejecutivos socialistas europeos, en España nuestro socialismo autóctono nos habla de que hay que avanzar hacia una izquierda que no gobierna ya en ningún sitio de Europa. Ya sólo quedan cuatro gobiernos socialistas en la UE, Eslovenia, Chipre, España y Grecia. El socialismo está quedando barrido de Europa.

De entre los países serios, ninguno de ellos está gobernado por el socialismo. Nuestra socialdemocracia española pone cara triste y le echa la culpa de su desastre a haber tenido que adoptar políticas de derechas para tratar de arreglar sus políticas de izquierdas. Pero lo está haciendo tarde, muy tarde y mal, muy mal. Por lo tanto, el responsable de la situación lamentable de nuestro país es bien conocido. Un gobierno despilfarrador y frívolo más atento de sus intereses electorales que de la gestión eficiente del dinero público y del país.

Tenemos un gobierno sin iniciativa y cuya fuerza parlamentaria reside en el apoyo de los nacionalistas. Los brotes verdes de los que presumía Zapatero se han secado. España navega a la deriva, sin capitán y sin timón. El gobierno socialista debe ser responsable, pensar por los intereses de España y convocar ya elecciones anticipadas. Cuanto antes se disuelvan las Cámaras y se convoquen elecciones antes llegarán las reformas necesarias para la recuperación económica y la salida de la crisis. Pero Zapatero no es consciente de la gravedad que vive España ni de la imagen tan lamentable que estamos dando al mundo.

Zapatero y Rubalcaba, el primero desaparecido y el segundo pensando en su candidatura, han dilapidado la economía, han destrozado la educación y han intentado dividir a los españoles. Nunca fueron dignos de gobernar España. Llegaron al poder sin un programa de gobierno y se han dedicado a improvisar sobre la marcha. Necesitamos un gobierno que tenga en cuenta los intereses de todos los ciudadanos, hombres y mujeres, jóvenes y mayores, empresarios y trabajadores, empleados y parados, así como los intereses generales del país. Necesitamos un gobierno que exponga a los españoles la verdad sobre la situación del país, que sea un ejemplo de austeridad, que diga la verdad y tenga principios y valores.

Zapatero no acaba de irse y Pepunto no acaba de llegar. Lo sensato es un adelanto de las elecciones, porque gobernar no es vender humo, hacer frases huecas o echarle las culpas a los demás de todos los males, porque los que llevan gobernando España durante siete años son los socialistas. Tenemos una crisis que resolver y el gobierno socialista es incapaz de hacerlo.

España necesita un vicepresidente que no lleve la prima de riesgo al máximo histórico por dedicarse a su propia campaña electoral. La diferencia que pagamos por nuestra deuda en comparación con el bono alemán ya ha tocado los 300 puntos básicos, lo que supone un sobrecoste anual de 25.000 millones. Cada semana que el gobierno retrasa la convocatoria de elecciones nos cuesta 500 millones de euros a todos los españoles. La falta de confianza en la capacidad reformadora del gobierno casi triplica la prima de riesgo en un año.

España retrocede nueve puntos en el Índice de Competitividad Global del World Economic Forum en sólo un año cayendo del puesto 33 al 42. La alta inflación del 3,5% es un lastre para la competitividad. Esto se traduce en que con el mismo precio de materias primas, en España los precios han subido más que en la media europea. Si la inflación se traslada a los sueldos retrasará aún más la recuperación económica. El déficit comercial de España sigue aumentando más de un 3%. La dependencia energética  de la economía española provoca un aumento de las importaciones de energía cada vez más cara. El problema es un gobierno incapaz de reformar el sector de la energía para mejorar nuestra balanza comercial.

España necesita un Ministro del Interior que no se esconda y asegure el funcionamiento de las instituciones democráticas sin coacciones. Es la primera vez en la historia que un gobierno es incapaz de asegurar la normalidad en la toma de posesión de alcaldes, concejales y presidentes autonómicos. Rubalcaba ha sido incapaz de asegurar el derecho de los ciudadanos y comerciantes a la libre actividad en sus ciudades.

España necesita un Ministro Portavoz que informe de la situación económica española en vez de evitar las preguntas. El gobierno socialista no informa de la situación real del déficit de las comunidades autónomas. Es necesario que el gobierno asegure el saneamiento de todas las entidades financieras para apoyar la reforma de las cajas. Y Rubalcaba se pregunta así mismo para no responder a las preguntas de los medios de comunicación.

España necesita una Ministra de Economía que apruebe una ley de estabilidad presupuestaria. Es necesario fijar el techo de gasto para recuperar la confianza de la economía. El gobierno socialista eliminó la obligación por ley de un techo de gasto para la administración central del Estado.

España necesita una Ministra de Exteriores que defienda los intereses de los españoles en Europa en vez de mostrar debilidad internacional. Los agricultores españoles han perdido cientos de millones de euros por la crisis del pepino ante la pasividad del gobierno socialista. Además, en el mundo hemos perdido fuerza y respeto por arrimarnos a gobiernos como el de Castro, Hugo Chávez o Evo Morales, totalitaristas y dictadores.

España necesita una Ministra de Sanidad que se preocupe de sus 15.000 millones de deuda en lugar de dedicarse a la propaganda socialista. Pajín aumentó un 56% el gasto en publicidad el año pasado. Ahora quiere aprobar con urgencia su ley de muerte digna, no tuvo suficiente con la del Aborto.

España necesita una Ministra de Cultura que cumpla las sentencias sobre del canon digital en lugar de despilfarrar en subvenciones. González-Sinde debe cumplir la sentencia del Tribunal Supremo de Justicia de la UE en la que se declara ilegal la actual regulación sobre el canon digital.

La debilidad del gobierno socialista agrava la crisis institucional. Por primera vez tres magistrados del Tribunal Constitucional presentan su dimisión. Es un nuevo síntoma de descomposición y de falta de liderazgo de un gobierno que no tiene capacidad para gobernar. Es necesaria una trasformación en el sistema de elección del Tribunal Constitucional de manera que no sean grupos políticos quienes elijan a los jueces para asegurar su independencia. La crisis institucional dificulta la legitimidad del Tribunal Constitucional para resolver los importantes temas pendientes que tiene: las legislaciones contra la tauromaquia, la ley de matrimonios homosexuales, la acción popular, la doctrina Parot, la ley del aborto, etc.  Y el gobierno socialista debe dejar de inmiscuirse en la actividad de las instituciones del Estado como el Tribunal Constitucional. El gobierno tranquilizó al PNV anticipándole la sentencia favorable sobre Bildu.

Sobre la reforma laboral se puede decir que llega tarde, mal y sin capacidad de crear empleo. El gobierno ha sido incapaz de liderar un pacto social y ha tenido que hacer más concesiones a los nacionalistas para aprobar su reforma estéril. Josu Erkoreka se jactaba de no haber conseguido nunca tantas concesiones del Ejecutivo a cambio de tan poco por la abstención de su grupo en el Congreso. Ante la falta de apoyos para aprobar el Decreto, el gobierno socialista firmó un pacto secreto media hora antes de la votación. Lo que reciben los nacionalistas lo sabremos con el tiempo, pero lo que reciben los socialistas es respiración asistida para continuar en el Gobierno.

La reforma laboral o la Ley de Economía Sostenible parecían la panacea que iba a resolver los problemas de España, pero resulta que no sirven para nada. Mientras que en Europa sí se está creando empleo, en España se sigue destruyendo. Pero el presidente sigue zombi y empeñado en decir que hay que terminar las reformas. En siete años, asuntos como el modelo energético, educativo o producido no han sido objeto de reforma, y otras, como la del modelo laboral que solo ha servido para perder dos años sin impedir que se alcancen los cinco millones de parados y el 21 % de tasa de paro. O la reforma de la negociación colectiva, en la que también se ha perdido dos años para que al final el Gobierno haya hecho una chapuza. Mientras tanto casi toda Europa está aplicando recetas liberales para intentar superar la crisis, pero en España seguimos gobernados por un partido que no cree en esas fórmulas y las aplica mal y a la fuerza.

La marca España a nuestras empresas les está saliendo muy caro con un gobierno incompetente que, al no dar su brazo a torcer, les perjudica, pero prefiere seguir chupando de la teta. Si no tenemos un gobierno que genere confianza, la economía no se recuperará. Es incapaz de afrontar la crisis económica, mientras tanto el paro y la prima de riesgo baten records día a día. Se está quedando sin apoyo parlamentario y sufre el chantaje de los nacionalistas. Un gobierno contradictorio por un presidente que debe hacer reformas difíciles y un candidato que debe ofrecer un programa que convenza en una situación muy complicada. Además, ha tenido una pérdida masiva de poder en las comunidades autónomas. Así no se puede gobernar.

Sin contar la crisis económica, son dos burbujas las que han lastrado España, la primera fue la burbuja socialista de Felipe González y la segunda, los últimos siete años con la burbuja socialista de Zapatero. Por eso, es necesaria una mayoría absoluta en las próximas elecciones generales por parte del Partido Popular para despedir de sus puestos a los socialistas, que son los culpables de retroceder 30 años en la lucha contra el terrorismo al permitir que los acólitos de ETA, los Bildu-etarras, entren en las instituciones. Pretenden un proceso de legitimación de ETA para sacar rédito político despreciando a las víctimas del terrorismo, exaltando a los asesinos y exculpando a los terroristas de los crímenes cometidos.

Zapatero, en su discurso en el 37 Congreso del PSOE en el 2008 dijo que “El cambio que invocamos va mucho más allá de una mera alternativa en el Gobierno”. La acción de Zapatero se ha basado en su proyecto social, nada más, se ha escondido bajo las palabras de “progreso”, “tolerancia” y “democracia”. Palabras que ha vaciado de su contenido y que ha empleado para la propaganda de su proyecto. Un proyecto de trasformación de la sociedad española a su imagen y semejanza. Ha intentado convertir a los españoles en seres manipulables. Zapatero se define como ingeniero social, pero pienso yo que la gente cree que se llega mejor a fin de mes con un ingeniero industrial.

Los socialistas son los que han provocado el retroceso económico, político, social e institucional de España. Se dedican a la demagogia, al populismo, al intento de agenciarse derechos que están reflejados en la Constitución, al falso pacifismo, al sectarismo y al intento de división de los españoles. Lo sucedido en España no es consecuencia de ningún tsunami, como en Japón, sino de un pésimo gobierno.

Zapatero debería tomar como referencia la historia de un asesor político que le dio un día a un presidente de gobierno tres cartas que él debería abrir sucesivamente si las cosas le iban mal. El mandatario se enfrentó a la primera carta que decía: “Échale las culpas a tu predecesor”. Aquello surtió efecto durante algún tiempo, pero no fue suficiente para resolver los problemas, por lo que tuvo que abrir la segunda carta. Esta rezaba: “Échale la culpa a la crisis general; di que es tan intensa que a pesar de las acertadas medidas que tomas para enfrentarla, las soluciones aún tardarán en llegar”. Así lo hizo, pero el argumento convenció a unos y no satisfizo a otros que criticaron su reacción tardía y el desacierto de sus decisiones. El Presidente no tuvo más remedio que abrir la tercera carta que brevemente sentenciaba: “Vete escribiendo las tres cartas”. Espero que Zapatero haya recibido las tres cartas, y si no es así, que vaya escribiendo las suyas. Quizás Zapatero piense que agotando la legislatura le quedará algo de honor y dignidad, pero nada más alejado de la realidad, el Presidente encarna el verso de Neruda: “Todo en ti fue naufragio”.

Pido, como la inmensa mayoría de los españoles, unas elecciones anticipadas donde podamos expresar con nuestro voto el rumbo que queremos para nuestro país y para nuestro porvenir, porque la situación es insostenible. Pido un Presidente y un Gobierno que sean leales con el legado histórico recibido, con el pacto Constitucional y las leyes, con la nación española y con los españoles. Pido un Gobierno que se comprometa con la libertad de sus compatriotas y acabe con los terroristas e impida que entren en las instituciones. Pido un Gobierno que se comprometa con las familias, porque estas son el fundamento de nuestra sociedad. Pido un Gobierno comprometido con la educación de los españoles, porque así podremos progresar como persona y como país. En fin, pediría tantas cosas, pero simplemente pido un Gobierno competente que se dedique a solucionar los problemas de los españoles y no a crear más.  El 22-M perdieron las políticas socialistas, que Zapatero sea consecuente y convoque elecciones anticipadas ya.

Anuncios

2 comentarios

  1. Y ahora se apuntan a la moda de echarle la culpa a los bancos y el sistema financiero.

    Cuando el propio ZP estuvo presumiendo en los mismísimos U.S.A. de “nuestro” sístema financiero y nuestros bancos afirmando que eran “los mejores del mundo”.

    Lo que no se es como sus votantes no les ven el plumero, tanta LERDEZ es la que nos lleva por donde nos lleva.

  2. Es mas, ahora nos sale el RubalCABRA diciendo que si gobierna, quitará el Canon digital.

    ¿Como es posible que viendoseles de que van haya tantos millones que les voten?.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: