• Estadísticas

    • 203,499 hits
  • Categorías

  • Archivos

  • octubre 2010
    L M X J V S D
    « Sep   Nov »
     123
    45678910
    11121314151617
    18192021222324
    25262728293031
  • Entradas recientes

  • Comentarios

    rafael arias en No al Socialismo
    rafael arias en No al Socialismo
    Alberto en No al Socialismo
    sebastian en No al Socialismo
    Roberto Rodrigo en El campo español se va a la…
  • Asociación de Auda a las Víctimas del 11-M
  • Voces Contra el Terrorismo
  • Asociación Víctimas del Terrorismo
  • Asociación Dignidad y Justicia
  • Manos Limpias
  • BlogESfera Directorio de Blogs Hispanos - Agrega tu Blog
  • Add to Technorati Favorites
  • blogarama - the blog directory
  • Login

  • Suscribir vía e-mail:

La mala educación

 

¿Qué está pasando con la educación en España? Los datos sobrecogen, 3 de cada 10 jóvenes abandonan el colegio antes de los 16 años; 6 de cada 10 alumnos no superan el ciclo medio o bachillerato; los alumnos que no siguen estudiando tras el periodo obligatorio de escolarización es del 31%, el doble de la media europea, y las cifras de fracaso es cercano al 34%; Las cifras son particularmente pesimistas en materias tan básicas como matemáticas, ciencia o lectura y no mejoran en el caso de la enseñanza universitaria: entre las 200 mejores universidades del mundo sólo figura una española y en el puesto 186; y algo que me preocupa muchísimo y que me deja perplejo es que la edad media de inicio en el alcohol y drogas están entre los 12-13 años.

No en vano las tasas de fracaso y abandono escolar españolas se corresponden casi directamente con nuestro índice de paro juvenil (40%), el más elevado de Europa y a muchísima distancia de la media de los 27 países de la Unión (21%). Si miramos a nuestras propias estadísticas comprobamos que la tasa de paro de aquellos jóvenes que no han completado la ESO alcanza un escalofriante 37%, frente al 13,8% de los que acreditan una formación universitaria. Mientras tanto los docentes emplean un 40 por ciento del horario lectivo a mandar callar. Además, en el 75 por ciento de los institutos se insulta al profesor y trece de cada cien docentes ha sufrido alguna agresión física.

Este es el panorama de la educación en España, es evidente que algo falla en el terreno que abona los cerebros del presente y del futuro. La asignatura pendiente es una buena educación frente a la “mala” educación de hoy. Cuando Sarkozy llegó a la presidencia tuvo varios planteamientos que calaron mucho en la opinión pública, pero sobre todo uno en concreto y es cuando dijo “yo aspiro a una Francia donde los alumnos se pongan de pie cuando entre el profesor a la clase”. Y seguidamente hacía un planteamiento  sobre el final del 68, sobre el daño que ha hecho el sesentaichoismo a la Europa occidental. Curiosamente aquellos que vienen del 68 que decían prohibido prohibir son los que ahora más prohíben.

La responsabilidad hay que compartirla, tanto los padres, como profesores, como el sistema educativo e incluso los medios de comunicación tienen culpa en todo este desastre. Los valores fundamentales no sólo se aprenden en las instituciones educativas, sino también en el seno de la familia. Una educación en valores, en principios, conceptos tan importantes como la humildad, el respeto, la prudencia, el esfuerzo, la disciplina, la responsabilidad, la honestidad, la exigencia, la convivencia, la tolerancia, la solidaridad o el afán de superación se están perdiendo. Estos valores se deben transmitir tanto en el seno de la familia como en el sistema educativo. Valores tan importantes y universales como la justicia, la libertad o la igualdad son desvirtuados y relativizados constantemente, son conceptos propios de los derechos humanos.

La falta de valores toma su evidencia en las agresiones entre los propios alumnos y las burlas y agresiones contra los profesores. Estas denigrantes prácticas se producen con mayor intensidad en la ESO, es decir, a partir de los 12 años.

La educación no se puede entender si no es un camino que está dirigido a conseguir un objetivo que es la formación. La Ley del mínimo esfuerzo, la escasa relación de las familias con la escuela, el desprecio de la autoridad del profesor y las pésimas leyes educativas forman los factores del fracaso escolar. En el caso de los alumnos su esfuerzo es mínimo, porque mínima es la exigencia para pasar de curso. Debe de haber una mayor exigencia y más conexión entre la escuela y los padres. También debe de haber mayor atención a los alumnos con mayores necesidades, haciendo hincapié en las asignaturas con peores resultados. Los padres se lamentan, pero conceden a sus hijos cuanto piden, muchos se quejan ante los profesores cuando estos suspenden a sus hijos, no prestan la suficiente atención a su comportamiento y a su educación y parece ser que el decir NO es síntoma de represión y no de educación.

Es muy importante la reflexión que hay que hacer sobre el concepto de autoridad en los colegios. No se pueden consentir de ninguna de las maneras amenazas como “si no me apruebas, te voy a rajar“ o “en la calle te espero con mis colegas”. Hay que aprobar una ley que reconozca la autoridad del profesor y la implicación de los padres es imprescindible para acabar con el problema, y se tiene que sancionar duramente a los alumnos más conflictivos. Son miles de profesores los que denuncian amenazas, coacciones o agresiones. Son los profesionales que más depresiones tienen al año.

 Los padres se quejan a los profesores de que suspenden a sus hijos, de ésta forma les restan autoridad y provocan que los alumnos se enfrenten a los profesores. Los padres tienen que tener muy en cuenta que si sus hijos suspenden es porque o no estudian o no estudian lo suficiente. Jamás se me ha ocurrido decirle a mis padres que el profesor tenía la culpa de mis notas, porque ellos entendían perfectamente que el profesor tenía razón y ponían en énfasis el valor del esfuerzo, o sea, que tenía que estudiar más.

Un buen profesor tiene poca historia propia que contar. Su vida pasa a otras vidas. Los profesores son los pilares de la estructura más íntima de nuestros colegios. Son más fundamentales que las piedras o las vigas, y siguen siendo una fuerza impulsora y una energía reveladora que nos guía en nuestras vidas. Nos enseñan conocimientos, valores y principios de un valor inestimable. Nos hacen madurar y consiguen hacernos mujeres y hombres de provecho. De acuerdo con esto hay que concederles a los profesores la autoridad necesaria para poder llevar a cavo su buen hacer y dedicación. 

La desorientación de los jóvenes conduce a la desconfianza, la depresión y la ausencia de valores así como al conformismo. Llama la atención la falta de referentes claros para los adolescentes, que ponen su mirada en el poder y el dinero que sus ídolos llegan a conseguir más que en los valores que puedan encerrar.

¿Y los valores de los padres? ¿Dónde han quedado los principios de los adultos, de los supuestamente maduros? No quiero generalizar, pero no llego a comprender cómo es posible que una niña de cinco años vaya sola a la tienda de chuches, o que niños/as de entre 12 y 15 años tiren de móvil porque es la moda, o que se pasen horas y horas frente a la videoconsola como si no tuvieran nada mejor que hacer, pero  ¿Y los padres que forman el colectivo de adultos no se dan cuenta de estos hechos?

Es cierto que muchos medios tienen parte de culpa, los niños solos ante la telebasura de hoy, este tele que no tiene valores ni principios, que está llena de contenidos chismosos a cualquier hora –sin valores-, de programas en los que por dinero son capaces de vender al padre y luego a la madre, de realitys basura que su único entretenimiento que ofrece es ver un gallinero donde no hacen nada ni ofrecen nada, Series que no transmiten violencia y sexo en horario infantil o, como no, el ordenador, que ha sustituido a la relación y a la convivencia familiar y no podemos olvidar a los niños colgados permanentemente del móvil y los padres no hacen absolutamente nada. Estos hechos y seguro que muchos más, trastoca seriamente los valores que deberían inspirar una educación responsable.

Vivimos en una sociedad anestesiada. Una sociedad en la que todo vale y en la que se trivializan el sexo y las relaciones humanas, y en la que unos padres se llevan las manos a la cabeza cuando se enteran que su hijo de doce años ha violado a una niña. Unos padres que no son capaces de ver su gran responsabilidad en ese hecho. Vivimos inmersos en un auténtico relativismo moral.

Un relativismo que impide poner en práctica el discernimiento necesario entre las diferentes exigencias que se manifiestan en el entramado de la sociedad, entre el bien y el mal, lo justo y lo injusto. La sociedad está perdiendo de vista lo que constituye la democracia, los valores y los principios. Posturas absolutamente relativistas desde las que todo es opinable, donde no existe la verdad, donde todas las opiniones son respetables. Pero NO, todas las opiniones no son respetables. Existen posturas que son más próximas a la verdad que otras, porque la verdad existe, es posible conocerla y tenemos el deber de buscarla. Si da igual una opinión que otra no tiene sentido ni siquiera el debate, ninguna postura sería sostenible. Últimamente se trivializa con el valor de la vida, sobre la condición humana, sobre la lucha por vida. Sin embargo se trivializa con la vida humana y se apuesta por el aborto. Apostar por la vida es el reflejo de la riqueza humana.

Mario Vargas Llosa dice que “la degradación moral y cultural nos lleva al abismo”. Hablar de la educación en España consiste, desde hace mucho tiempo, en un rosario de lamentos, frustraciones y nostalgia por las oportunidades perdidas. No es cierto que el fracaso de la educación española haya venido motivado por los cambios de gobierno. El hecho cierto es que en el último cuarto de siglo en España sólo se ha aplicado de forma sistemática y continuada un único modelo educativo, el del PSOE, desarrollado en la LODE (1.985) la LOGSE (1.990) y la LOE (2.006). Esas tres leyes dictadas por gobiernos socialistas son las que han definido la educación española en los últimos años, sobre ellas se ha cimentado el fracaso actual. Cierto es que la Ley de Calidad de Educación que se aprobó durante el gobierno del Partido Popular promovida por Pilar del Castillo pretendía un cambio de dirección, pero no es menos cierto que nunca llegó a entrar en vigor porque fue derogada con implacable urgencia por Zapatero en los primeros días de su gobierno.

La educación es también economía, es un activo de primera necesidad para un sistema productivo que pretenda competir con éxito en la economía global. Por ello una de las grandes reformas estructurales que necesita nuestra economía es, precisamente, la reforma educativa. A mayor formación, más igualdad de oportunidades, más integración social, más dinamismo económico y también más y mejor empleo.

Ningún plan educativo será eficaz si no implicamos en él a los dos pilares básicos de la formación de nuestros jóvenes: la familia y el profesorado. Tan malo es que la familia se desentienda de la educación de los hijos y de lo que sucede en los colegios como que los profesores se sientan desapoderados de autoridad en las clases e infravalorados. En el momento que falte alguno de estos dos pilares no lograremos avanzar. Tampoco lograremos avanzar si no recuperamos algunos elementos formativos abandonados en estos 25 años de “progresismo educativo”. La memoria, el fomento de la lectura y su comprensión son básicos en las primeras etapas de la educación como lo son la disciplina, la autoridad y el orden. Es imprescindible hacer cambios profundos en el Bachillerato, en la Formación Profesional y en la Universidad.

La escuela, el instituto y la Universidad también son pilares imprescindibles de la movilidad social y la prosperidad común. En la escuela hay que restaurar la autoridad del maestro, combatir la violencia en la escuela, reformar los planes de estudio para mejorar el aprendizaje de los valores fundamentales y de la cultura e historia de España. En los institutos hay que luchar contra el absentismo, mejorar la Formación Profesional y dar gran importancia al aprendizaje técnico e industrial y a los idiomas. En la universidad mejorar las relaciones con las empresas y la investigación. Por supuesto, hay que garantizar la libertad lingüística, dar mayor importancia a la excelencia y al esfuerzo. Creo que son algunas de las materias que hay que impulsar para tener un sistema educativo de calidad, así como la necesidad de una regeneración social y política. Los que deben diseñar este sistema deben ser los profesionales educativos, los docentes y las familias, y no los políticos, ya que nos podemos encontrar con imposiciones como por ejemplo una asignatura de puro adoctrinamiento como la Educación para la Ciudadanía o la imposición de algún idioma por motivos políticos.

El debate está abierto desde hace mucho en la sociedad española. Tenemos los medios, los conocimientos y las oportunidades de educar bien. Los focos de la renovación de la conciencia social educativa han de ser las familias y las escuelas. No separadas, sino unidas. Padres y docentes forman el equipo pedagógico necesario. A todos nos preocupa la calidad de la educación porque nos preocupa el futuro de nuestros hijos, de nuestro país. Miguel de Cervantes decía  que “el que lee mucho y anda mucho, ve mucho y sabe mucho”.

Por una educación libre, de calidad y cargada de valores.

Anuncios

3 comentarios

  1. El problema es que a los políticos del PP y PSOE ( PPSOE )., QUE SON LOS QUE DEBEN SOLUCIONAR ESTE PROBLEMA, no les interesa lo más mínimo. Prefieren medios de comunicación para sus propagandas y para telebasura- así la gente no piensa- . Todo lo que sea que ellos vivan bien en sus poltronas el resto se la refanfinfla. Hasta que el pueblo estalle, claro. Lo de la educación es gravísimo.

    • Estoy de acuerdo contigo Tusitala. El problema es que los dos grandes partidos no son capaces de ponerse de acuerdo en un punto tan importante y clave como es la Educación. Pero hay que tener en cuenta que el sistema educativo desde los últimos 25 años en España sólo se ha aplicado de forma sistemática y continuada un único modelo educativo, el del PSOE, desarrollado en la LODE (1.985) la LOGSE (1.990) y la LOE (2.006). Esas tres leyes dictadas por gobiernos socialistas son las que han definido la educación española en los últimos años, sobre ellas se ha cimentado el fracaso actual. Cierto es que la Ley de Calidad de Educación que se aprobó durante el gobierno del Partido Popular promovida por Pilar del Castillo pretendía un cambio de dirección, pero no es menos cierto que nunca llegó a entrar en vigor porque fue derogada con implacable urgencia por Zapatero en los primeros días de su gobierno.
      Incluso en los últimos años de Zapatero se ha incluido una asignatura (Educación para la ciudadanía) totalmente sectaria que incluso ya ha sido la Sala de lo Contencioso del TSJA el que ha aceptado el recurso de unos padres contra el manual de la editorial McGraw Hill al considerar su contenido “adoctrinador”, hecho desde la “cosmovisión de la izquierda” y vinculado al “feminismo radical”. Es un tema que desde la implantación de la asignatura ya surgieron las primeras repulsas de miles de padres, incluso quieren ejercer su derecho a la objección de conciencia, cosa que el Gobierno hasta ahora no lo ha permitido. Bueno, no me extraña, tampoco se lo permite a los médicos en el tema del aborto.
      Hay que volver a aportar por la excelencia educativa, por el esfuerzo y por la autoridad del profesor.
      Saludos

  2. Lo que debería de hacerse es que tanto los sindicatos como las organizaciones de profesores y estudiantes exigiesen a PPSOE que solucionen este tema- entre ambos- y sino mándarlos a freir espárragos. La ciudadanía tiene que pasar a la acción. Parece como que lo asume. Es curioso todos pensamos lo mismo pero nadie se molesta por exigir.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: