• Estadísticas

    • 203,499 hits
  • Categorías

  • Archivos

  • septiembre 2010
    L M X J V S D
    « Ago   Oct »
     12345
    6789101112
    13141516171819
    20212223242526
    27282930  
  • Entradas recientes

  • Comentarios

    rafael arias en No al Socialismo
    rafael arias en No al Socialismo
    Alberto en No al Socialismo
    sebastian en No al Socialismo
    Roberto Rodrigo en El campo español se va a la…
  • Asociación de Auda a las Víctimas del 11-M
  • Voces Contra el Terrorismo
  • Asociación Víctimas del Terrorismo
  • Asociación Dignidad y Justicia
  • Manos Limpias
  • BlogESfera Directorio de Blogs Hispanos - Agrega tu Blog
  • Add to Technorati Favorites
  • blogarama - the blog directory
  • Login

  • Suscribir vía e-mail:

El Caso Faisán

 

El caso Faisán es el nombre que recibió el famoso “chivatazo” por el cual Joseba Elosúa, dueño del bar Faisán, en la localidad guipuzcoana de Irún –miembro de la red de extorsión de ETA–, fue avisado de una redada policial el 4 de mayo de 2006 por miembros de las propias Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado. La txakurrada, txakurra en euskera significa perro, es la forma en cómo se refieren los etarras cuando hablan de la policía, ha dado un soplo de que no se produzca por parte de un etarra un traslado de dinero desde territorio español a territorio francés. Ese mismo día, el Gobierno de Zapatero fue capaz de frustrar la desarticulación del aparato de extorsión de ETA, una de sus vías de financiación, para salvar la negociación que había iniciado con la banda asesina y a Gorka Aguirre, un alto dirigente del PNV implicado en los cobros y tratados del denominado “impuesto revolucionario”. El soplo, cuya investigación a dormido durante años en el despacho de Baltasar Garzón, coincidió con la reunión en Moncloa entre el presidente del Gobierno y el del PNV, Josu Jon Imaz. De esta forma Zapatero se garantizaba el apoyo del nacionalismo vasco al diálogo con ETA. La cadena de mandos policiales implicados en el “chivatazo” a ETA, de momento, acaba en la subsecretaria de Interior de Antonio Camacho. Pese a que el bar Faisán, lugar donde se producían las entregas del dinero de las extorsiones, estaba vigilado día y noche mediante cámaras de seguridad que la policía tenía para el seguimiento del aparato de extorsión etarra, éstas dejaron de grabar casualmente aquel mismo día en que un inspector entró en el local y pasó un teléfono móvil a Joseba Elosúa a través del cual fue puesto sobre aviso de la redada policial que iba a producirse por orden del juez Grande Marlaska. La operación estaba muy bien diseñada, pero ningún plan es perfecto, en este caso los policías que desarticularon el operativo contra la red de extorsión etarra olvidaron que sus compañeros habían instalado un micrófono oculto en el coche de Joseba Elosúa. Él mismo desenmascaró el “chivatazo” mediante una conversación en la que desvela la llamada que le hace la policía para advertirle de la redada. Se la comenta en su coche a su cuñado y también etarra Carmelo Luquín camino de una entrega de dinero procedente de extorsiones. El personal que participó en el operativo fue recompensado con medallas y ascensos, entre ellos el Fiscal de la Audiencia Nacional Carlos Bautista Samaniego. El Fiscal que pidió el archivo del “chivatazo” ninguneando las investigaciones policiales. Además, la Guardia Civil debe volver al caso para aportar más información ya que fue apartada por el juez Baltasar Garzón.

¿El caso Faisán es uno de los más graves de la democracia española? Sin lugar a dudas. La implicación de la policía, del Estado y de la justicia ha dejado un reguero de sangre, sobre todo para las víctimas del terrorismo. Pero no sólo es por la dignidad de las víctimas, sino también por la credibilidad y la dignidad de la policía española. Es uno de los hechos más graves de la democracia española por delante de los GAL. Es el mayor escándalo, el mayor engaño, la mayor estafa que se ha cometido al pueblo español y a Las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado por parte del Gobierno de Zapatero. Algunos mandos policiales, políticos y miembros del Ministerio del Interior han colaborado con banda armada por orden del Estado, se han visto implicados en hechos delictivos y esos hechos están penados en el artículo 576.

El artículo 576 dice que será castigado con las penas de prisión de cinco a diez años y multa de dieciocho a veinticuatro meses el que lleve a cabo, recabe o facilite, cualquier acto de colaboración con las actividades o las finalidades de una banda armada, organización o grupo terrorista.

Queda demostrado que la policía es una fuerza política que está perfectamente dirigida, en vez de tener profesionales en las cúspides policiales lo que hay es políticos que cumplen las ordenes del Gobierno y esto es un gran problema. Se ha producido un chivatazo político a la banda terrorista ETA, en tanto en cuanto vemos como fue la negociación con la banda, con unas directrices de altos cargos de la administración pública y que durante cuatro años ha permanecido en secreto de sumario.

La policía como el ejército, es un cuerpo disciplinado y organizado, es INIMAGINABLE que el último currito de la policía se le ocurra por su cuenta organizar semejante zapatiesta, semejante infame delito. El bar Faisán estaba sometido desde hacía dos años a una vigilancia espectacular, no solamente en la puerta principal, sino en la puerta trasera y con cámaras de alta precisión donde se tomaba hasta la marca de las tazas donde se tomaban los cafés. ¿Qué ocurre? Que las cámaras que estaban recogiendo todo lo que pasaba en el bar entran en negro en los minutos en los cuales se produce el “chivatazo”. Por lo tanto, si además se desmonta el operativo de interceptación, hay una decisión tomada desde la altura para que efectivamente se entre en negro, para que no se grabe lo que está pasando en el bar Faisán y para que no se conozca la identidad de quien entre en ese bar para pasar el teléfono a Elosúa y producir el “chivatazo”.

El caso Faisán es, después del 11M, la mayor vergüenza de la justicia española. En el caso Faisán se unen tres cosas: primero la complicidad del Estado con el terrorismo, en lugar de perseguirlo se protege. Segundo la actuación, también como en el 11M, de algunos policías identificados con el Gobierno contra sus propios compañeros. Y en tercer lugar se pone en peligro la vida de los ciudadanos, además del derroche de dinero que supone la investigación.

No sabemos muy bien para quien trabajó la policía del Gobierno socialista, si para ellos o para sus amigos presupuestarios del PNV. Esto sería grave, lo peor es que después llegó Garzón y mediante su célebre sistema archivo-selectivo de los casos se preocupó de que el caso estuviera siempre en el último lugar, de esta forma, durante dos años ocultó el caso Faisán, es decir, impidió la acción de la justicia. Puso en solfa la actuación judicial, la policía llamó a ETA para que no la cogiera la policía porque iban a coger al aparato de extorsión y durante dos años, y aún continúa pidiendo el impuesto revolucionario, ETA ha extorsionado a cientos de empresarios porque la policía no pudo hacer su trabajo, que lo había hecho bien porque estaba a punto de pillarlos.

Para situarnos, día 3 de Mayo del 2006, en plenas negociaciones del Gobierno con ETA, un relevante dirigente del PNV, Gorka Aguirre (fallecido), entrega 54.000€ a unos miembros de ETA, Ramón Sagarzazu y Joseba Elosúa, en una sidrería de Oiartzun (Guipúzcoa). El juez Grande Marlaska, esa misma tarde, ordena  la detención de todos ellos incluido Gorka Aguirre. A partir de ahí empiezan las llamadas entre los mandos policiales y también con el PNV. El 4 de Mayo por la mañana un policía de Vitoria, José María Ballesteros (imputado), entra en el bar de Irún y le entrega a Joseba Elosúa un teléfono desde el cual le advierten que llega la policía para detenerlos. Ese Chivatazo del día 4 y lo que ocurre por la mañana en el bar Faisán coincide con la reunión que en esos momentos están manteniendo en la Moncloa el Presidente del Gobierno José Luis Rodríguez Zapatero y José Jon Imaz, entonces dirigente del PNV, para hacer el pacto completo ETA-PNV-PSOE, es decir, una especie de tripartito como el de Cataluña, pero salvaje.

El caso Faisán recuerda al GAL, porque en el GAL lo que ocurre es que el Estado actúa vulnerando la ley, es decir, el Gobierno usurpa las funciones del Estado para su provecho y en contra de la ley. Es evidente que el PSOE no tiene remedio, siempre acabamos en las mismas y en el caso Faisán hay otra circunstancia y es que una de las formas más eficaces y prácticas de combatir el terrorismo es yugular su financiación, eso le deja inoperante, lo mata, entonces, el permitir que siguiera fluyendo el dinero para seguir financiándose es absolutamente demencial.

Esto es a lo que malamente llaman “la razón de Estado”. Es uno de los conceptos más peligrosos que existen porque se apela a la razón de Estado para derogar la ley, para comprar a la justicia, para cambiar a la policía y normalmente cuanto todo esto se hace no hay una razón de Estado hay algo todavía peor y es una razón de gobernante. El interés de un gobernante concreto en un momento concreto que apela a la razón de Estado para servirse a sus propios fines y a sus propios intereses. Este es el caso. Probablemente, si en ese momento no quisieran tener el éxito de la tregua no se hubiera hecho esto. Esto es única y exclusivamente un intento de pasar por encima de la ley, de la policía, de la justicia, de las víctimas del terrorismo y de España para conseguir un efecto político de gobernante y de permanencia en el poder.

Los motivos por los cuales Garzón saca del cajón o mete en el cajón siempre son los mismos, su propio interés. Todo lo que ha ocurrido en torno a Garzón y la postura de firme apoyo del PSOE al juez imputado supongo que algo tendrá que ver con estos documentos que guardaba en su cajón. Para que un gobernante pueda influir en la justicia tiene que haber un juez que se deje comprar, para que un gobernante pueda influir en la policía tiene que haber un policía que se deje comprar y para que un gobernante pueda influir en una organización tiene que haber una organización que se deje comprar como es ETA.

Cuando un funcionario del Estado, cuando un servidor del Estado, cualquiera que sea su función de mayor o menor responsabilidad, recibe una orden contraria al Derecho y contraria a su conciencia, no es que sólo no deba sino que está totalmente legitimado para no cumplirla y por supuesto a denunciarlo a la justicia y esto no ha ocurrido en el caso Faisán.

Que tantísima gente se haya jugado la vida por no pagar la extorsión mafiosa, que tantísima gente haya muerto por enfrentarse al plomo duro de ETA y que vengan funcionarios policiales  y faciliten a la organización asesina, rastrera y mafiosa etarra la impunidad del “impuesto revolucionario” es un escupitajo a la memoria de las víctimas del terrorismo. Esto es la cruz del GAL. El GAL era un delito del Gobierno socialista de Felipe González para matar etarras, esto es un delito para facilitar a etarras su impunidad y que no se rompiera ese despreciable proceso de paz que no era más que un camino hacía ninguna parte para que Zapatero pudiera sacar la cabeza y sacar pecho.

Aún los españoles no conocemos de mano de la justicia quienes son los responsables de lo que ocurrió. Sin embargo, es una necesidad de la sociedad española saber quien, como, cuando, de qué forma, quien dio las órdenes y en qué consistió eso del chivatazo policial. Algo que puso al filo de colaboración con banda armada algunos funcionarios de la policía española. Y a falta de la documentación de la juez antiterrorista francesa Laurence Le Vert, que está a punto de llegar a España, ya podemos hacernos una idea de lo que ocurrió en el bar Faisán.

La confederación de empresarios vascos dice que se siguen produciendo extorsiones de ETA a los empresarios y a los ciudadanos vascos y navarros. Si en el año 2006 la operación Faisán hubiera hecho caer el entramado de extorsiones de la banda terrorista seguramente hubiéramos visto el final de ETA antes de lo que algún día espero verlo. Está claro que lo tuvimos a las puertas, al alcance de la mano. La brillante operación policial que levantó todo lo que conocemos hoy de esa red de extorsiones de lo que mal llamamos “impuesto revolucionario” pudo haber acabado con el aparato de extorsiones de ETA y detrás, seguramente, la banda terrorista. Pero no fue así y no fue así por cuestiones políticas, por el chivatazo a ETA.

Ese dinero de las extorsiones va destinado a cometer delitos, atentados, para que queden viudas, huérfanos, etc. En definitiva, en vez de trabajar para evitar que el dinero llegue a las sucias manos terroristas, lo que hace el “chivatazo” es impedir que se detenga a los culpables. Y que el PSOE y el PNV, la clase política que esté metida en todo esto es lo más bajo en lo que se pueda caer en la política española, y que luego haya gente que vote a estos traidores a la patria, a estos traidores a las víctimas. Pero claro, el PSOE está trufado de traidores a España y de traidores al pueblo español, siempre lo ha estado. No hay derecho que estemos pagando impuestos para tener estos politicuchos de medio pelo. Esto es un caso tremendo, gravísimo dentro de la democracia española.

¿Quién ordenó el chivatazo? ¿Quién es la X en el caso Faisán? No hace falta ser muy listo para imaginarlo, pero yo me voy a atrever a ponerle nombre a la X, a la X y a la Y, porque esto es cosa de dos. La X es Rubalcaba y la Y Zapatero o viceversa. Esperemos que hable pronto la Justicia. Por fortuna, ya no está el juez Garzón para impedir que conozcamos la verdad, algo que hizo durante el tiempo que la querella de Manos Limpias estuvo en sus manos.

A pesar de los inconvenientes y trabas que el Gobierno y Garzón les puso a las acusaciones populares para la recogida de información seguro que se esclarecerán los hechos. Han tenido que trabajar con gran tesón, con empeño, esfuerzo y tozudez, que sin estas virtudes este asunto abría quedado archivado. Por lo tanto, doy las gracias al sindicato Manos Limpias, a Dignidad y Justicia y a la Asociación de Víctimas del Terrorismo ya que todos ellos están trabajando para que el caso no quede archivado tal y como algunos han pretendido durante varios años y se pelean en los juzgados para que sus acusaciones salgan adelante y no quede frenada la investigación. Hay que hacer un homenaje a las acusaciones populares y como no, también a los jueces verdaderamente independientes. Tenemos el caso del juez Grande Marlaska o a infinidad de policías y guardia civiles que trabajan todos los días por la seguridad de España y de los españoles. También hay que mencionar al Partido Popular, ya que es el único grupo político que cada semana no para de preguntarle al ministro Rubalcaba sobre el caso Faisán. Todos estos trabajan para que conozcamos a los traidores.

Si el partido político con mayor número de Diputados está trufado de traidores, si en la Audiencia Nacional hay traidores y si en la Policía Nacional hay traidores, como Ortega y Gasset dijo en El Error Berenguer, ¡Españoles, vuestro Estado no existe! ¡Reconstruidlo!

Para más información sobre el caso Faisán: https://robertorj.wordpress.com/el-caso-faisan/

Anuncios

6 comentarios

  1. Expectacular como siempre Rodrigo…..
    Esta claro y muchas veces se ha comentado que si ETA se desmantela muchas bocas dejan de comer….. A mas de un hijo de p…..no le interesa….he aqui los hechos que lo corroboran….

  2. Muy bueno como siempre Roberto.
    Me recuerda a la pelicula que en su dia hicieron sobre la historia de “Lobo”, en la que tuvieron la oportunidad de cargarse a la banda pero no les interesó.
    Espero y deseo que al final la “justicia” actue como le corresponde y los culpables paguen por esta grave tropelía.

  3. Otra vez propaganda anti-socialista frivola. PP=PSOE=PPSOE.Ambos se sentaron a negociar con ETA. Y ambos se equivocaron. Ahora se crean asuntos frivolos para intentar atacar a un presunto contrincante. Y digo presunto porque PP y PSOE tienen pacto en Vascongadas- que no país vasco-. Pero para vocinglear y poder ganar las próximas elecciones generales cualquier chorrada vale. Los ciudadanos están hartos de esta publicidad barata y de que los medios de comuncación esten controlados por estos dos grandes partidos. Quién concede sino las licencias?. Cuando tendremos medios de comunicación en manos de empresas autónomas de políticos y bancos?. Y cuándo se nos ofrecerá más cultura y diversión – sin caer en la chabacanería y el politiqueo facilón- ?. Otro artículo pepero sin sentido.

  4. No es propaganda Tusitala, es una verdad contra el gobierno de Zapatero. Es cierto que ambos partidos se sentaron a negociar con ETA, pero veo que te falta información, tras la negociación de José María Aznar se firmó un acuerdo de no volver a negociar con ETA entre el PP y el PSOE, pero los socialistas, como siempre, han roto el pacto y continúan rompiéndolo.
    ¿Cómo? las puedes llamar vascongadas a las tres provincias vascas y como no, Comunidad Autónoma del País Vasco. No se donde sacas eso de que “no” país vasco.
    No es ningún artículo pepero, sino mí artículo, sin más.
    Y para que te quede claro lo que significa el chivatazo a ETA, que unos policías sean cómplicas de una banda que ha asesinado a 947 personas, entre ellas, 190 policías, es una perversión infame de las instituciones del Estado.
    Un saludo

  5. Un poco de rigor. Cualquier falacia contada en forma de historieta no puede pasar por argumentación seria. Si los que han llevado a cabo ese montaje en Intereconomía hubiesen investigado lo más mínimo, hubiesen sabido que Gorka Agirre, brazo derecho de Arzalluz, era un enemigo político claro de Imaz. Se enfrentó en 2004 a Imaz en la lista de Egibar, representando al sector soberanista, frente al autonomista de Imaz. ¿Alguién cree que defender a Agirre era hacerle un favor a Imaz? Solamente un ignorante o un indocumentado puede pensar eso.
    Como todo lo que os cuenten en Intereconomía sea de ese rigor, la llevais clara.

  6. Jojojo… Si se trata del caso Faisan, “es inimaginable que la policia actuara de espaldas al Gobierno”. Si se trata del 11M, entonces, por supuesto, la policia actuo de espaldas al Gobierno del PP (que es el que gobernaba entonces).

    Cara, gano yo, cruz pierdes tu. Si se buscara en el diccionario un ejemplo del Doblepensar orwelliano, apareceria un enlace a este articulo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: