El impacto del cierre de las centrales nucleares

 

El impacto del cierre de centrales nucleares sobre el precio de la electricidad y la competitividad, puede medirse a través del coste del aplazamiento nuclear decidido en 1984 por el gobierno socialista, y que paralizó cinco grandes centrales en construcción, de las cuales dos, Lemóniz I y Valdecaballeros I estaban prácticamente terminadas, lo que implicaría unas pérdidas enormes: 8.000 millones de euros.

Para compensar a las empresas del coste incurrido por ésta paralización, el gobierno aprobó una disposición que permitía a las compañías eléctricas cobrar un porcentaje para recuperar las inversiones perdidas, a través de un incremento del 1,72% en la factura eléctrica, un concepto denominado precisamente moratoria nuclear, y que casi todo el mundo lo ha considerado siempre el costo de la paralización, algo total y absolutamente falso. En realidad, lo pagado con ese porcentaje, es el chocolate del loro comparado con el coste real que representa para los consumidores y para el país.

¿Y cual es ese coste?, de haberse concluido esas centrales estarían produciendo hoy 40.000 millones de kwh/año a un precio del orden de 14 euros por Mwh, y esa energía ha tenido que ser sustituida por un mix, 90% gas 10% eólica, con un coste medio del orden de 75 euros Mwh, lo que significa que el coste de la moratoria nuclear equivale a 2.400 millones de euros año, o el 10% del recibo de la luz, y ese costo no solo no ha terminado, sino que tenderá a subir con la subida inevitable de los precios del gas –3.800 millones de euros o el 15% del recibo de la luz cuando los precios del gas vuelvan al nivel de hace un año, que volverán– un incremento de precio que seguiremos pagando nosotros y nuestros hijos, por un tiempo equivalente al de la vida útil de las centrales.

Pero esto no es todo, ya que las obras paralizadas eran solo una parte de un ambicioso programa nuclear en marcha, porque de no haberse producido la moratoria las empresas hubieran seguido adelante con sus planes, y había ya otros siete grupos de 1000 Mw de potencia listos para iniciar las obras, como eran Regodola I y II, Sayago, Tarifa, Aguilas, Ametlla de Mar y Santillana y otros cinco más en preparación. Es decir, de no haberse producido la moratoria, todas las centrales en ejecución y en proyecto avanzado, se hubieran llevado a cabo.

De esta forma, hoy estaríamos generando 195.000 millones de kWh/año, en lugar de 59.000, el 63 % de la generación total, prácticamente el mismo porcentaje que Francia, a un precio de 14 euros Mwh, y eso significaría un ahorro anual de 8.300 millones de euros/año, una reducción de un tercio en las tarifas, si el precio del gas recupera el nivel de hace un año. ¿Se da cuenta alguien de lo que esto habría significado en términos de competitividad de nuestra economía? ¿Se da cuenta alguien de lo que esto supondría para un sector industrial no ya en crisis, sino que se está desintegrando?

Bien pues este ha sido el catastrófico balance de la demagogia del partido socialista, el mayor error de nuestra historia económica en más de 50 años y que Zapatero pretende completar ahora, lo que daría la puntilla a nuestro tambaleante sector industrial.

El desgobierno de Zapatero ha convertido las energías renovables en la mayor fuente de corrupción y de enriquecimiento ilícito de toda nuestra historia industrial. Un solo papel autoriza un parque eólico o un campo fotovoltaico y puede suponer para el que lo consiga un pelotazo de 50, 100 o 200 millones de euros, solo por el papel. Y después viene todo lo demás, 2.000 millones de euros anuales en subvenciones, absolutamente injustificadas en su mayoría. No hay palabras para calificar éste ladrocinio.

La cuestión que ha planteado Zapatero ha sido en términos de nuclear sí o nuclear no y ese no es el tema. Este señor quiere sustituir una energía que puede llegar a costar 14 euros Mwh por otras que cuestan de media entre 75 y 400 euros Mwh. El señor que lo propone, que no es otro sino Zapatero, simplemente está para que lo encierren. En concreto el cierre de Garoña representaría un coste adicional de 285 millones de euros año al precio actual del gas, y que será casi el doble cuando vuelve a los máximos de hace un año.

Y el tema puede ser peor, ya que si el iluminado de Moncloa decide cerrar el resto de centrales nucleares que producen 59.000 millones de Kwh/año, el coste de generación se incrementaría entre 3.600 y 5.700 millones de euros anuales, función del precio del gas, con lo que el recibo de la luz subiría entre el 14 y el 23% adicional, una cifra inasumible para las familias y para la competitividad de la nación. De hecho, numerosas industrias intensivas en electricidad están estudiando su reubicación en países europeos cuyo costo de electricidad es la mitad.

No hay que cerrar Garoña ni cerrar nada. La situación económica es pésima. La caída de la economía no se está ralentizando, y mucho menos tocando fondo, las tasa de variación de las cifras de negocios de la industria y los servicios, más del 90% del PIB, fueron peores mayo que en los cuatro primeros meses del año. El resultado neto operativo de las empresas no financieras ha caído un 68,2%, una cifra casi inimaginable, y 2.010 será un “annus horribilis” donde, a la intensificación de la crisis en la economía, se unirá el inicio de la crisis del sistema financiero, que no podrá devolver o refinanciar los 441.000 millones de euros de deuda que le vencen a corto plazo, crisis que las increíbles trampas del gobernador del Banco de España permitiendo ocultar el valor real de los activos, la morosidad y su aprovisionamiento, no podrán evitar y si amplificar.

Pero lo peor es que en solo cien días, la Vicepresidenta Salgado, con una irresponsabilidad suicida ha sentado las bases de la ruina de la nación española permitiendo la imposibilidad de atender el pago de la deuda. Este año, las necesidades netas de financiación de las Administraciones Públicas llegaran a los 203.000 millones de euros, una cifra increíble, 11.000 euros por trabajador, equivalentes al 20,3% del PIB, y en 2010 la estimación es del 25% del PIB, incluyendo los 99.000 millones de euros del FROB (Fondo de Reestructuración Ordenada Bancaria).

Cuando el desplome de los ingresos públicos llega a lo inimaginable, -27% el IRPF en mayo, -44% sociedades, y lo inenarrable -71% en IVA, cuando ha sido necesario emitir de urgencia 20.000millones de euros en deuda, para poder seguir pagando a los parados y demás gastos, porque España ya no tiene dinero, la Sra. Salgado ha aprobado un incremento del techo de gasto del 15% para 2010; un nuevo incremento de 11.000 millones de euros, el 1,1% del PIB, en una financiación autonómica que era ya inasumible, para financiar gasto corriente con cargo a deuda, lo que entra directamente en el terreno de la locura; un FROB, una cantidad inmensa de recursos públicos, dilapidados en mantener el poder político regional en las cajas; etc, etc. Es decir, unos desequilibrios insostenibles, a los que estos irresponsables que nos gobiernan, responden con más desequilibrios; una trayectoria que nos lleva directos al desastre, y en estas condiciones Sras. y Sres. ni Garoña será sustituida por un parador, ni el resto de nucleares por disparates similares, que es la gran respuesta socialista al problema energético de la nación.

Anuncios

4 comentarios

  1. A comprársela a Francia. Así nos va.

  2. Hola supersalvajuan!! encantado de que participes.

    No es que vayamos a comprársela a Francia, es que de hecho ya se la compramos. Dependemos de comprarle energía a Francia, más cara que si la producieramos nosotros, por supuesto, como todas las cosas. Pero cerrando centrales nucleares no vamos a conseguir ser más competitivos, todo lo contrario, nuestra economía lo notará más y más, que ya lo está notando, y seguidamente nosotros en la factura eléctrica o más comunmente hablando en el recibo de la luz. No hace falta ser economísta para saber esto.

    Un saludo.

  3. Buenas Roberto.
    Con la consiguiente perdida de competitividad que supondrá esto para nuestras empresas. Lo que conllevará a que las grandes se vayan a otros paises con menores costes energéticos.
    Y lo peor es que esta cudrilla de maleantes que nos gobiernan deben de ser conscientes de ello, pero les da igual.

    Un saludo
    Paco Vizcaino

  4. Estimados compañeros de coloquio.

    Yo adelanto que del asunto este, en lo tecnico no estoy cualificado para opinar, aunque alguna opinion de Roberto Rodrigo en este asunto ya he he contestado. Lo que pasa esque todo esto tiene un claro fondo politico, y no pasaria nada, porque todo tiene un fondo politico ene sta vida, todo esta legislado en un pais como el nuestro donde lo que no esta prohibido, esta permitido.Lo que pasa es que ademas de ser politico, es electoralista y ahi esta el problema de la cuestion.

    Como nuestro querido presidente del gobierno pacto hasta con quien pacto (Ya lo sabemos) para gobernar y ganar las elecciones, puesahora debe favores a todo el mundo, ERC, IU, ICV, CIU, PNV, Los de la ceja, SGAE, feministas radicales, Asociaciones mayoritarias de homosexuales, (Los que todos pensamos) …. ETC entre ellos ademas tambien los ecologistas radicales.

    Ahora tiene que contentar a todo el mundo, y dice “Soy el presidente mas antinuclear del mundo” vaya machada macho, bien pues se topa con la realidad, que son las empresas, que son las que crean puestos de trabajo que algo han de decir a este respecto, y ¿Que puede hacer ZP? pues 2 cosas, sacar la pata de donde nunca la debio haber metido o seguir con su obcecacion y cargar contra los empresarios, si total, el ya cobra sueldo a final de mes y los politicos de su partido tambie, bamos a seguir haciendo politica electoralista.

    Todos lo hemos visto estos ultimos dias con el asunto del dialogo social, como hace falta seguir vendiendo que el PSOE es de los honrados trabajadores y el PP de los terribles empresarios, pues ha cargar contra la COE, pero no de cuelquier forma no, al estilo PSOE y PSC demonizando agitando a las masas contra ellos. Claro nada de esto pasaria si antes no se hubiesen opuesto a una medida del PP solo porque la ha hecho el PP que era, dar facilidades a los empresarios por si no pueden sostener empleados para que puedan arriesgarse, ellos lo tacharon de despido libre, como si mandar a la gente al paro de 1.000 en 1.000 no fuese un despido libre.

    No se donde llegaremos asi la verdad, un saludo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: