La Crisis Económica e Institucional de España

 

Hubo una época en la que España creaba 2 de cada 3 puestos de trabajo en Europa, y ahora es justo al revés, de cada 3 parados en Europa 2 son españoles. El presidente que consiguió aquello, no es otro que José María Aznar. Sus números son los mejores de todos los presidentes de la democracia española. El presidente a presentado su libro “España puede salir de la crisis”.

Aznar, cuando llega al gobierno en 1996, se encuentra con 3,7 millones de parados y empieza a hablar del recorte del gasto público y al cabo de ocho años de legislatura crea más de 5 millones de empleos.

Esperanza Aguirre da ejemplo y baja el 2% el sueldo de los miembros de su gobierno y de altos cargos. Esto es más que un gesto, significa también la expresión de una política, elimina el 2% del sueldo porque quiere dar un mensaje claro de que la estabilidad es necesaria, de que el control del gasto es necesario, de que hay que recortar gastos, de que hay que ir por la vía de recortar gastos y no por la vía de la subida de impuestos. ¿Por que no lo hacen los socialistas?

Estamos asistiendo a un fenómeno asombroso de recorte de libertades sin ninguna garantía de que ese recorte de libertades suponga ni seguridad ni prosperidad ¿porqué la gente admite con tanta facilidad que le agredan en la propiedad, que le coarten su libertad, que le controlen la vida, que le digan donde hay que poner el dinero, que le suban los impuestos, porqué la gente es tan cómoda o tan fácil?  Primero, porque defender la libertad no es fácil, tiene sus riesgos, tiene sus costes, tiene sus responsabilidades y no todo el mundo está dispuesto a pagarlo. Y en segundo lugar, porque cuando hay una situación de crisis buscar los culpables fáciles siempre es lo más fácil y en este caso ¿Quiénes son los culpables? Los culpables son la economía de mercado, son las decisiones libres de una economía de mercado, cuando no es verdad, la verdadera responsabilidad está en manos de los organismos supervisores que controlan el estado que han funcionado mal. Determinadas entidades financieras que han hecho cosas indebidas, tampoco es verdad que a las que se ha culpado responsable lo hayan hecho. Hay empresas que han tomado muy malas decisiones y han asumido muchos riesgos. Pero yo creo que es la necesidad de buscar culpables lo que impide hacer un buen análisis de la situación. Que es indispensable para buscar la solución.

Los economistas, Juan Velarde (Economista y premio Príncipe de Asturias), José Barea (Economista y ex-presidente de oficina presupuestaría), Alberto Recarte (Economista y autor de “El informe Recarte”), José T. Raga (Catedrático de economía), Francisco Cabrillo (Catedrático de economía y presidente del Consejo Económico y Social de Madrid) y Carlos Rodríguez Braun (Catedrático de Historia del Pensamiento UCM), proponen medidas que ellos harían para solventar la crisis económica si fuesen ministros de economía:

1ª Medida: Convocarían al conjunto de las personas que, se admite por parte de todos, que tienen una mayor cultura y mayor conocimiento sobre nuestra economía para que dictaminasen exactamente que le está ocurriendo a la economía española.

2ª Medida: Aplicar un principio de transparencia, es decir, que los ciudadanos conocieran la realidad de la grave situación económica española.

3ª Medida: Aplicar la regla de Böhn-Bawerk (http://es.wikipedia.org/wiki/Eugen_von_B%C3%B6hm-Bawerk )                                                                                               

4ª Medida: Producir bienes y servicios de mayor valor añadido de estos bienes, que estos bienes los producen los países del tercer mundo o países emergentes, pero ¿para esto que hay que hacer?, incrementar la productividad. Liberalización del sector servicios pero también del sector productivo, las ayudas al sector productivo lo que hacen es distorsionar el mercado y evitar los mensajes que el mercado transmite a la economía en general.

5ª Medida: Una relación de cuales son los ingresos públicos para los próximos años, de cuales son los gastos públicos a los que ya nos hemos comprometido y ver que margen tenemos para poder hacer alguna otra cosa, fijar un límite y priorizar entre todo el gasto público aquel que sea más imprescindible.

6ª Medida: Es el momento de hacer una reforma fiscal que no hemos podido hacer antes porque nuestra inflación era muy alta y es, subir el i.v.a., bajar las cotizaciones sociales y bajar el impuesto de sociedades. Una vez hecho el presupuesto, no se admiten increcimientos del gasto, todo aumento de gasto que surja imprevisto se tiene que financiar no emitiendo deuda, sino con baja en otros créditos presupuestarios.

7ª Medida: Una decisión no económica, sería de tipo educativa, sería hacer una reforma del sistema educativo en el cual se exigiera rigor, disciplina y exigencia y no se permitiera poder pasar de curso a alumnos con asignaturas suspensas más allá de un cierto nivel.

8ª Medida: Mayor transparencia en el sector financiero para conocer la situación de cada entidad y ganar confianza que en estos momentos no existe.

9ª Medida: Favorecer el empleo a través de una reforma clarísima del mercado de trabajo, cuando se habla de que un despido más barato va en contra de los trabadores es simplemente una visión parcial, va en contra de los que están trabajando y tampoco en contra porque no tienen el porque de dejar de trabajar, pero si va a favor de los que están en busca de empleo que están sometidos a la lacra del paro. Modificar de forma sustancial la regulación del mercado de trabajo, en el sentido de flexibilizarlo para que crear incentivos para que las empresas contraten gente.

10ª Medida: En realidad sólo hace falta una, convencer a la gente de que no es bueno quitarle la libertad y el dinero. Si uno respeta la libertad, el único punto importante es que la gente la defienda como defiende su propiedad privada. Un ministro de economía que sepa proteger la propiedad privada en realidad es el milagro de la libertad y es lo que todos nos gustaría ser.

A los economistas es a los que tiene que escuchar Zapatero y no a su nefasto programa electoral y a sus pobres soluciones económicas sin sentido.

Una de las medidas que tienen como prioridad averiguar la verdad y contarla ¿Qué es lo que no se está contando de lo que pasa? No se está afrontando seriamente la situación del país y no se está diciendo al país la verdad y por lo tanto, todo lo que han dicho los economistas es muy razonable, cualquiera de ellos podría ser ministro de economía siempre y cuando hubiese un presidente que los respaldase, porque la envergadura de las medidas a tomar son muy importantes. Pero sobre todo, desde el comienzo en que se empezó negando la crisis, en que se empezó tildando de antipatriotas a los que decían que España se vería en la crisis, cuando se alardeaban absurdamente y frívolamente de que a nosotros no nos va a llegar esto y vamos a superar a los italianos, a los franceses, de que tenemos el mejor sistema financiero del mundo,…, todas estas cosas, pues al país hay que decirles la verdad de la situación laboral, la verdad de la situación productiva, la verdad de la situación del sistema financiero para recuperar la confianza, porque es un elemento absolutamente básico. Cuando llegó Aznar al gobierno en 1996, lo primero que hizo fue decirle al país la verdad, oye que aquí no estamos cumpliendo ninguna de las condiciones para entrar a ser miembros del euro. Sin decirle la verdad a la gente es imposible establecer medidas de confianza, es imposible tomar decisiones y es imposible de que el país diga “yo estoy dispuesto a hacer un esfuerzo para salir adelante”. Y sin eso no saldrá el país adelante y es una pena porque España tiene capacidad para salir adelante.

En los medios de comunicación, en lo que incidían también dos de los economistas, ir a los medios de comunicación y contarle a la gente, explicarle, tampoco es que ayude mucho, yo no se que pasa con los medios de comunicación, pero estas cosas, como no son agradables, como dicen “es que esto no le interesa a la gente”, como no le va a interesar a la gente si gana o pierde dinero. El paro es una tragedia para España y además se puede llevar a España por delante. Porque hemos vuelto al drama de España, hemos vuelto al drama del desempleo. Hay que recordar y de forma muy gráfica que en 1977 trabajan en España 12 millones de personas y en 1996 trabajan en España 12 millones de personas, quiero decir, que en España no se creó ni un solo puesto de trabajo neto en 20 años y que eso explicaba que el resto de países europeos eran más ricos que España.

Hay una cosa que dice Aznar en su libro al principio, en medio y al final que es que no hay ninguna regla fatal por lo que España tenga que tener menos empleo, ser más pobre, ser más tontos…está demostrado ya que ocho años después de entrar Aznar en el gobierno en 1996 trabajan en España  en 2004 18 millones de personas. Si ahora seguimos en este ritmo brutal de destrucción de empleo, en el cual, de la España que creaba más empleo que Francia, que Italia y que Alemania juntas, hemos pasado a tener más parados que Francia y Alemania juntas, lo menos que se puede pedir es, primero, que digan la verdad, afróntenla, no digan que extendiendo un subsidio la situación se soluciona, aquí la misión es crear empleo, porque vamos a llevar al país a la situación dramática de volver otra vez a establecer las distancias que habíamos reducido con los países más ricos de Europa y crea situaciones sociales absolutamente insostenibles.

Lo que más rabia da es que después de romper el círculo de, mucho paro, mucha inflación, mucho déficit, y un descontrol total en la propiedad de la gente, presiones fiscales muy distintas según las empresas, mucha economía sumergida, en fin, toda la picaresca que es típica del subdesarrollo, a haber conseguido más o menos en 5 o 6 años darle la vuelta a la tortilla y ver como en poco tiempo, todo el crédito que había ganado España que tenía el ratíng de deuda en las tres AAA de nuestra deuda la mejor calificación internacional y que podíamos presumir de que habíamos creado 5 millones de trabajos nuevos y ahora hablamos de más de 4 millones de parados.

Todo lo bueno que hizo Aznar se ha detenido, ni siquiera por aplicar unos principios ideológicos, se ha detenido por llevar una política alicorta, sectaria, falta de sentido histórico y sobre todo por unos resultados que son calamitosos para el país.

Subir los impuestos significa incrementar el paro, pero sin ninguna duda. Hay que hacer una reforma fiscal basada en la bajada de impuestos, porque eso alentaría la inversión y alentaría la prosperidad como ya se demostró. Y hay que tomar esas medidas junto a un paquete de medidas ejemplar de contención del gasto, de disciplina presupuestaría y de rebaja del gasto público de una forma drástica. Habría que tomarlo diciéndole a las autonomías y los ayuntamientos que la fiesta se ha terminado y aquí no se puede estar repartiendo lo que no se tiene y no se puede estar disponiendo de lo que no se tiene y no se puede estar pidiendo lo que no se puede dar. ¿Es posible hacer una reforma fiscal de estas dimensiones con las 17 Taifas? Es posible siempre que se tenga presente lo siguiente, el primer problema de España es que el proceso histórico que crece durante la transición democrática se ha terminado y se termina en el año 2004. El segundo problema de mayor envergadura es que el Estado se ha convertido en un Estado prácticamente inexistente e ineficiente, sin capacidad para afrontar, solventar y garantizar los mínimos esenciales que tiene que garantizar un Estado a través de sus instituciones nacionales. No se tiene esa capacidad, los ejemplos son múltiples, desde las cajas de ahorros, hasta los ríos, hasta los planes hidrológicos, hasta las ayudas al sector del automóvil. Tercero, la desvertebración del Estado con la crisis económica y social que le impide a España utilizar todas sus energías para reaccionar. Y cuarto, las consecuencias que se obtienen en una posición de España claramente debilitadas. Esas cuatro cosas forman la columna vertebral de la actual crisis en España en este momento, que es más que una crisis económica y social, que es una crisis de contenido histórico e institucional muy importante.

También hay una crisis moral, una crisis cultural, una crisis de la conciencia nacional española. Y es que se nota en la gente más joven que esa conciencia de una manera casi imperceptible se ha ido perdiendo. Me educaron en la conciencia de que en España “o nos salvábamos todos o nos condenamos todos”. Ahora da la impresión de que todo el mundo se puede salvar en su Taifa. Esta es la política bien expresada del “sálvese quien pueda”. Y el sálvese quien pueda quiere decir, “a mí el todo no me importa con tal de que mi parte vea satisfecha sus aspiraciones”. El problema es quienes tienen que salvaguardar la cohesión de lo que significa lo común del todo, pues no lo hace, sino que dan pasos a favor de que las Taifas puedan quedarse con todo, esa es la situación en la que estamos. Estamos en una situación en la que la política de algunas comunidades autónomas es “sálvese quien pueda” y eso es un error, porque en la actual situación de crisis y más cuando un Estado se desmorona como se está desmoronando el estado español, no se salva ninguna parte por separado, es decir, o nos salvamos todos o nos vamos a pique todos, y en este momento tenemos más posibilidades de irnos a pique, aunque existen fórmulas para no irnos a pique, pero tiene que cambiar de rumbo el gobierno.

Los españoles tienen que entender y darse cuenta de que ¡Ojo! Que la situación es muy delicada ¡Ojo! Que hay muchas cosas por hacer, que podemos salir adelante pero que tenemos que prepararnos para arremangarnos y hacer sacrificios y esfuerzos.

Tenemos el peor nivel y la  peor clase política en el gobierno que ha habido nunca, el tono de los que nos representan en el gobierno ha bajado sustancialmente y el tono del debate político en España es prácticamente inexistente, es decir, aquí no se puede plantear en serio un debate sobre la energía nuclear, no se puede plantear en serio un debate sobre la reforma laboral, no se puede plantear un debate sobre muchas cuestiones porque eres absolutamente dilapidado a los 30 segundos de haberlo intentado. La falta de tono político por un lado y la falta de debate político por otro lado, hacen que el nivel institucional hace que sea de decaimiento. Para ser presidente de España, para ser vicepresidente o para ser ministros, no se da el nivel, es el nivel más bajo que yo haya conocido. Un nivel tan clamoroso de incompetencia va a perjudicar cada vez más al país. Y yo creo sinceramente que este gobierno ya ha hecho bastante daño al país.

Las colas del paro no se ven desde los años 40 y esto forma parte de lo que se le esta intentando ocultar al país, pero el ciudadano se da cuenta, porque por mucho que se oculte, por mucha propaganda que se haga, al final la realidad es la realidad. Cuando en una casa no entra ningún salario por mucho que se cuente, pues no entra ningún. Existe un desprecio por las personas por parte de este gobierno verdaderamente tremendo.

Recuerdo una de las primeras medidas del gobierno de Aznar que fue congelar los sueldos de los funcionarios. Y ahora tenemos un dato muy preocupante que es que tenemos más funcionarios que empresarios. Entonces se congelaron los sueldos porque es que sino no podríamos ser miembros del euro y hay que agradecerles a los funcionarios que aceptasen razonablemente que sus salarios fuesen congelados porque era una medida indispensable para ser miembros del euro y si no estuviésemos en el euro hoy, sinceramente, no se que sería de la situación económica española, andaríamos por el nivel de Marruecos, Albania, y más abajo.

Otro de los elementos clave fue el recorte impositivo de la rebaja de la presión fiscal, que se tradujo en una mayor recaudación y es que, en ocho años el P.I.B. creció un 64%, los hechos explican las medidas tomadas. Por tanto, no se recaudaba menos por bajar los impuestos, sino que se recaudaba más porque había mucha más gente produciendo, mucha más gente empleada, mucha más gente que pagaba impuestos, pero pagaba menos impuestos, había mucha más gente que pagaba sus cotizaciones sociales y se pudo crear el fondo de reserva de la seguridad social y por eso la seguridad social tenía superávit.

También se produjo la desaparición casi total de la economía sumergida y que como había menos que pagar, la gente empezó a pagar más voluntariamente porque no te traía cuenta arriesgarte aun multazo a que te cierren la empresa si era razonable lo que tenias que pagar. Sin embargo, hoy está sucediendo el caso contrario, esta empezando otra vez ese fenómeno que es terrible de la economía sumergida. Esa es una de las razones por las cuales las decisiones de incremento de impuestos son profundamente negativas, los incrementos de impuestos expulsan de la legalidad económica a mucha gente y la llevan a la ilegalidad económica, la llevan efectivamente a la economía sumergida porque esa excesiva fiscalidad asfixia sus posibilidades de mantener un negocio razonablemente abierto y por tanto, de crear oportunidades.

Lo de los sindicatos es verdaderamente para quedarse asombrado de la aptitud sindical durante estos meses, absolutamente asombrado. De la falta de estar a la altura de las circunstancias, que asuman sus responsabilidades, que no es en este momento organizar huelgas, que es discutir seriamente como se puede crear empleo en España, es lo menos que se le puede pedir al representante sindical.

Todo esto del Taifismo, los de la ruptura de la unidad económica en España añade dificultades a la situación del país, pero que no tiene capacidad si se adoptan medidas aisladas, sino tomando un paquete de medidas económicas de mucha envergadura, tratando de consensuarlas con la mayoría de los partidos, pero con consensos o sin consensos se tienen que tomar de todas formas. Por que sino el país va a ir a una situación absolutamente límite y de difícil solución.

¡Váyase Señor Zapatero, Váyase!

Anuncios

2 comentarios

  1. Estimado Roberto.

    A mi de todo este asundo de la crisis, lo que mas me molesta es que cuando mejor ha estado la economia en España CCOO y UGT hicieron una Huelga general. Pero ahora la UGT que no es mas que un ramal del PSOE, con 4.000.000 de parados lo que hace es contarse chistes con ZP en su congreso mientras se hechan unas risas. Esos son los representantes de los trabajadores españoles.

    Pero aun hay algo mas sorprendente que eso, ya que yo creia haber agotado mi capacidad para sorprenderme, y es que cuando se hizo la clausura de este comico congreso se canto la internacional como no, por si a alguien le cabia duda de que la UGT es del PSOE, ¿Y quien estaba alli? Mariano Rajoy y Saez de santamaria. Una pena.

    En Fin un saludo amigo Roberto.

  2. Tanto CCOO, como UGT están para seguir chupando del frasco y no hacer nada. Está claro que no les van a hacer ningua huelga al PSOE ¿como van a tirar piedras sobre su propio tejado? Ya no digo que hagan huelgas, ya que toda huelga es perjudicial, pero al menos que hagan propuestas para hacer reformas de trabajo, que digo yo, que para eso están. Es una auténtica VERGÜENZA lo de estos sindicalistas de pacotilla, no valen para nada.

    Si tuviesen motivos para movilizarsen, pero no, ¿con 4 millones de parados? no hombre, aún es poco para que actuen. Haber si se hunde España y luego ya si eso… Ni representantes de los trabajodores si de nadie, son unos auténticos bribones y unos chupa sangres.

    Y sobre lo de la internacional, que voy a decir, pues que no tienen ni un ápice de delicadeza política, ni respeto por nada ni por nadie.

    Un saludo Javier, siempre eres bienvenido.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: