La Verdadera Memoria Histórica de España

 

La verdadera memoria histórica sobre el periodo de La II república y la guerra civil no es la que quiere reescribir ahora Zapatero. La verdad no está sujeta a votaciones sino que “es la que es”.

Ahora que está tan de moda la mal llamada “Ley de Recuperación de la Memoria Histórica”, fruto de una mente hipócrita, rencorosa y revanchista, convendrá hacer un esfuerzo para desenterrar lo que ya creíamos olvidado cuando al final de la década de los 70 los “progres-regres” nos convencieron de que olvidáramos los odios generados durante etapa del 36-39 y tratásemos de vivir juntos en el futuro sin discordias. El objetivo de esta ley no es hacer justicia con los muertos ni evitar que se repita el pasado, sino dividir y no hacer justicia con la totalidad de los españoles.

La manipulación de la verdadera memoria histórica que se pretende hacer por Ley falseando la auténtica verdad es una vergüenza y una falta de respeto para todos los españoles, solo hay que informarse un poco para conocer las barbaridades que se cometieron por parte de los dos bandos en aquella tremenda guerra entre hermanos y ahora los ascendientes ideológicos de un bando de esa guerra han elaborado la mezquina Ley.

Están publicados en infinidad de libros los testimonios de los viles crímenes cometidos en el periodo de la II República, en la guerra civil y en la posguerra tanto por el ejército nacional como por los republicanos y maquis. Es injusto que a estos últimos ahora se les quiera ensalzar por esta ley.

El historiador Ricardo de la Cierva ha presentado su nuevo libro “113.718 caídos por Dios y por España. Baltasar Garzón, un juez contra la historia”.Incluye dos dvd’s con la lista de los 107.718 documentados uno por uno.

Ricardo de la Cierva lleva 20 años denunciando la manipulación de la historia real de España y de las mayores mentiras de la historia de España ha sido la ley de memoria histórica y ahí se enmarca la actuación de Garzón, dentro de ese conjunto de reescritura de la historia.

La ley de memoria histórica, a la cual han contribuido demasiadas personas en perpetrarla, es una verdadera vergüenza, porque ¿cómo es posible que se nos quiera reescribir, a posteriori, una historia que está más que estudiada? Y desde muchos ángulos y con un consenso importante de historiadores, en el cual puede estar desde Vicente Palacio Atard (Catedrático de Historia Contemporánea de la Universidad de Madrid), Miguel Artola Gallego (Doctor en Filosofía y Letras por la Universidad Complutense de Madrid) y Stanley George Payne (Doctor en Historia por la Universidad de Columbia y profesor emérito de Historia en la Universidad de Wisconsin-Madison). Estos nombres son nombres ya sagrados para la historia de España y es que el consenso es enorme.

El juez Garzón pidió el certificado de Franco y mucha gente pensó, si hay justicia este es el momento en el que lo tienen que empitonar, por que eso es una burla, una tomadura de pelo y que además a provocado alguna que otra querella de colaboradores de Franco que se han visto implicados en una acusación post mórtem que verdaderamente no tiene sentido.

Garzón por las buenas da una cifra para los muertos del lado republicano, 140.000, pero sin una prueba, sin un nombre, sin una indicación, ¿por qué da esa cifra? Pues porque le sale de dentro, pero ni una sola prueba.

El señor Garzón en su auto demuestra que no sabe historia, seguramente será un gran experto en derecho, pero no sabe una palabra de historia y el señor Garzón trata de presentarnos las peticiones, que según el, llegaron a su juzgado en tromba, para que moviera todas estas causas, pero esto no es verdad, fue una idea del propio señor Garzón y del Gobierno socialista, concretamente del señor Rodríguez Zapatero, en aquella famosa confesión que se declaró rojo, se declaró partidario de la república, etc. En aquella ocasión el señor Garzón lo que dice es que todos estos solicitantes que querían exhumar las tumbas fueron a el formando asociaciones por impulso superior y para justificar un movimiento político que me parece vil y una vergüenza.

El libro de Ricardo de la Cierva habría sido bueno dedicárselo a Garzón y a todos los analfabetos de izquierdas o acomplejados y analfabetos también de derechas, que los hay dispuestos a tragar las ruedas de molino y lo que sea con tal de que los dejen en paz la memoria histórica.

La ley de memoria histórica reconoce el derecho a la reparación moral y a la recuperación de la memoria personal y familiar de quienes padecieron persecución o violencia durante la Guerra Civil y la Dictadura, pero ¿A todos los españoles? Es decir, ¿A la reparación moral de los que sufrieron persecución y violencia por parte de los dos bandos? MENTIRAS.

Al igual que hay muchas fosas por abrir del bando republicano, quedan más fosas, que se puede decir con toda seguridad, por abrir de caídos del bando nacional, con estos que pasa, ¿estos no fueron perseguidos y asesinados?

Con lo que hay que terminar es con la memoria histórica de partido, esto es lo que no tiene ningún sentido, es decir, una invocación maravillosa de Azaña, Presidente de la República de un 18 de Julio del año 1938 en el que dijo su famosa frase “Paz, piedad y perdón”. Eso debería ser la norma para todos, esto es lo que deberían hacer estos chicos que se han inventado lo de la memoria histórica de una manera mendaz.

Hay poderosos en este mundo interesados en ocultar los crímenes, las mentiras y las miserias del comunismo, mal que les pese: las checas, los gulags y los hornos crematorios, no fueron inventos de los criminales nazis y ahora nos quieren hacer ver que sólo fue un bando el que cometió crímenes.

La superioridad ética y moral de la ideología totalitaria comunista está cimentada y acreditada sobre los millones de cadáveres de sus víctimas, y esa es la única lección que puede dar a la Humanidad, la de ser la mayor portadora del terror, del genocidio, la opresión y la muerte, y todo en nombre del pueblo, de la igualdad, de la libertad y del progreso.

Y por intentar implantar en España esa ideología totalitaria, miles de españoles y de extranjeros -algunos engañados y otros convencidos- lucharon y murieron. Y esa fue la realidad, aunque la mentira y la cínica e interesada desmemoria intente obligarnos, por real decreto ley o incluso constitucionalmente, a que creamos en una falsificada historia.

Hay que recordarles al Presidente Rodríguez y asociados, que no sean tan cobardes y tengan memoria de todos sus muertos. Y digo todos sus muertos, porque como usted Rodríguez ha declarado sentirse muy orgulloso de ser rojo; pues bien, sepa y recuerde que también hubieron rojos asesinados por rojos años antes de comenzar la guerra civil, hágase pues cargo de los miles y miles de esas víctimas, y a los cientos de sus asesinos recompénseles por su callada labor realizada, labor que nunca será reconocida ni siquiera por ellos mismos.

El señor Zapatero suscitó todo esto y debería tener ahora la inteligencia para ver que en el tema de los caídos no pueden haber caídos de primera y de segunda según su ideología, que además es un patrimonio común, que es una cosa de todos y todos debemos colaborar en saber donde están todos nuestros caídos. En estos tiempos ya no tiene sentido hacer muertes partidistas y unámonos en la muerte ya que no pudimos unirnos en la vida.

Como conclusión hay que decir que hay historias de las que vale la pena guardar, hubo gente buena y extraordinaria en la guerra civil, gente que se jugó la vida y que la perdió por salvar la vida de otros. Nos pueden contar cuentos que son verdades y verdades que son cuentos, pero los hechos de la historia de nuestro país no se puede reescribir, ya que no se puede reescribir el pasado.

Anuncios

5 comentarios

  1. Estimado amigo,

    Te voy a exponer. Resulta que un hombre nace pobre, pero con sus propias manos y su destreza en la pasteleria consigue con el tiempo hacer un negocio de pastelero, pese a las risas de la gente joven de su edad que veia como invertia lo poco que tenia y no se dedicaba a trabajar en la huerta valenciana y afiliarse a ningun sindicato. Pero era una persona honrrada y trabajadora y consiguio que esa pasteleria funcionase y ademas creo una fabrica a traves de la cual dio trabajo a 25 personas mas y distribuia su dulce estrella ‘carne de membrillo’ a toda la comunidad valenciana. Tanto a el como a su familia como a sus empleados les iba bien, ganaban dinero y vivian felices al margen de ideas politicas, despues de ganarse la vida honrradamente. pero llego la segunda legisslatura de la segunda republica, y estos que para los Srs del cine español son los buenos, encarnados en su localidad por los que se reian de el cuando empezaba, le dijeron que se habia hecho una comuna y que lo suyo, era de todos, ¿El dijo que no lo entendia que vivia en paz respetaba las leyes y que habia trabajado muy duro para levantar todo eso. entonces, una noche se lo llevaron junto con el sacerdote de la localidad y otros empresarios de la misma a las afueras y fueron fusilados, sus bienes embargados y su familia maltratada.

    Bien esta historis es veridica, y le afecto a muchisima gente durante la segunda republica, gente honrada que lo unico que hizo fue no comulgar con la politica del gobierno. Algunos (IU, PSOE, ERC ….etc) califican estos crimenes como legales porque estaban autorizados por el gobierno y lo de la dictadura fue un lebantamiento. Pretendian que esta gente se quedase sentada viendo como les exterminaban y como tenian que ir a buscar a sus familiares a las cunetas de las carreteras, porque estos de fosas comunes nada, ahi en la carretera. Borrachos como cubas les apetecia matar a quienes podian matar con el amparo del gobierno.

    Luego llego la guerra que ellos provocaron y la cosa debria de haber parado ahi pero no, la crueldad sigui a la inversa con una dictadura que esta vez tubieron que padecer al contrario.

    En el 78 enterramos eso, a mi me parece bien la memoria historica pero que sea para todos para unos y otros, Que muevan todo o que no mueban nada.

    Un saludo.

  2. Hola Javier!!

    Terrible historia la que me cuentas, pero hay que decir que como esa hay miles más, tanto por un bando como por el otro.

    Por eso digo, que la Ley de memoria histórica es una farsa del señor Zapatero, ya que es un rencoroso sin escrúpulos, secundado por Garzón que espero que le metan un buen paquete ya que está imputado por prevaricación.

    Zapatero lo único que se le da bien es dividir a la nación, crear paro y endeudarnos a todos hasta tal punto de dejar las arcas del estado vacias.

    Javier, te recomiendo este blog, yo me lo he leido entero, no se tarda mucho y te va a aportar mucha luz a los antecedentes de la guerra civil española.
    http://www.memoriahistorica.com/

    Un saludo.

  3. Claro que como la historia de Javier hay cientos más, pero no interesa que salgan a la luz.

    Un tio abuelo mio volvia al atardecer de recoger harina del molino de las tierras que mi familia trabajaba y de las cuales vivia en un pueblo cerano a Ciudad Real. Llegando al pueblo se cruzaron con guardias Republicanos quienes les reclamaron la harina que portaban.

    Mi tio abuelo se nego a darsela ya que le estaban esperando por que la harina que portaba era para la cena de su familia. Tras la negativa se lo llevaron a Ciudad Real para ajusticiarlo y es lo último que mi abuela supo de su hermano de 17 años.

    Si se tiene que saber la verdad, por favor, que se sepa TODA.

  4. Hola Antonio José:

    Exactamente, historias hay muchas, pero por parte de los dos lados y es indignante que un Presidente de Gobierno habra heridas que ya estaban cerradas en la transición.

    La Ley seria buena si englobase los dos lados, porque también hay fosas comunes por el lado Nacional, al igual que por el Republicano.

  5. Lo cierto es que hubo mucha gente en ambos bandos que luchaban por lo que creian que era lo mejor para ellos, mientras otros se aprovecharon para hacer el mal impunemente (en ambos bandos), es bueno recordar a TODOS los que murieron injustamente y en esto no puede haber política, pero es curioso que el PSOE se preocupe tanto de mostrar las maldades de un bando, y olvidar que en el otro, tambien había campos de concentración, pena de muerte, y un GOLPE de ESTADO contra la República fallido en 1934 por el PSOE y UGT. Cuanta gente honesta de izquierdas se vio traicionada por los altos cargos que salieron corriendo llevándose todo lo que pudieron y dejando a republicanos honestos dando la cara en la posguerra? Y luego vuelven haciendose héroes y levántando odios. Por cierto, ZAPATERO será rojo, pero si éstos levantaran la cabeza, no duraría ni un telediario.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: